Un severo problema de salud pública como la Covid-19 ha derivado en la la urgencia de millones de personas por encontrar una solución inmediata. Aunque todavía no existe una vacuna, se piensa que a través de medicamentos o combinaciones de fármacos es posible lograr una mejoría en los pacientes. El inconveniente es que se requiere de estudios y pruebas que sustenten una aseveración de este tipo. Al final se ha comprobado que no todas las alternativas realmente funcionan.

En el pasado Simón Kawa Karasik, director general de la Coordinación de los Instituto Nacionales de Salud (CINS), presentó una lista de medicamentos que no funcionan contra el virus SARS-CoV-2. Pero ahora dio a conocer una actualización a partir de los resultados más recientes que se han obtenido.

Remdesivir

Las investigaciones más recientes han mostrado que el antiviral Remdesivir acorta el tiempo de recuperación de 15 a 11 días en adultos hospitalizados con Covid-19, aunque no reduce la mortalidad en los pacientes.

Tocilizumab

Los resultados dados a conocer hace unos días de un estudio fase tres muestran que este fármaco no mostró beneficios clínicos en personas con neumonía grave por Covid-19.

Remdesivir/Baricitinib

De momento se lleva a cabo un estudio clínico controlado para determinar la efectividad del Remdesivir/Baricitinib y hasta que se obtengan los resultados se podrá definir si realmente funciona o no.

Favipiravir

Con Favipiravir se realiza otro estudio, este es un ensayo clínico multicéntrico para determinar si detiene la progresión de la enfermedad y evita la ventilación mecánica.

Favipiravir + Maraviroc

En otro estudio se está probando el Favipiravir junto con otro fármaco que es el Maraviroc, un fármaco que tiene la capacidad de modular la respuesta inmunológica de tal forma que al mismo tiempo que se está dando un antivirual, para tratar de disminuir la capacidad de causar daño del virus, por otra parte se está dando un inmuno-modulador para tratar de reducir la respuesta inflamatoria que tienen las personas infectadas.

Hidroxicloroquina

Hasta el no momento no se cuenta con la evidencia de que la Hidroxicloroquina realmente funcione en pacientes Covid-19. Por lo tanto, los médicos deben evitar recomendarla a sus pacientes.

A pesar de lo anterior, esta alternativa ha cobrado notoriedad debido a que los mandatarios Donald Trump y Jair Bolsonaro la han recomendado.

A su vez, también se indicó que existen otras alternativas que de manera errónea se han manejado como tratamientos para pacientes Covid-19. La realidad es que tampoco han mostrado funcionar e inclusive podrían provocar daños mayores en los pacientes.

  • Terapia con células madre.
  • Ivermectina.
  • Nitazoxamida.
  • Azitromizina.
  • Ozeltamivir.

De manera similar y en especial a través de redes sociales se han popularizado opciones “milagrosas” para prevenir esta enfermedad. Las principales son las nanomoléculas de cítricos y el dióxido de cloro. Supuestamente al consumir cualquiera de ambas se brinda protección al sistema inmune y se evita la infección. La realidad es que en ambos casos se ha demostrado que no funcionan y lo único que logran es crear una sensación de falsa protección en las personas.

Como ocurre con cualquier otra infección o problema de salud en general, antes de consumir un fármaco se requiere de la revisión de un médico. Es la única persona con los conocimientos suficientes para recetar la opción que considere más adecuada para cada caso.