A poco más de seis meses desde la confirmación de los primeros casos, la pandemia por Covid-19 ya ha cobrado la vida de más de medio millón de personas. Se ha convertido en un problema que está bastante lejos de concluir o desaparecer. Aunque se desarrolle una vacuna o tratamiento efectivo, existe el riesgo de que el virus SARS-CoV-2 se vuelva endémico y nunca desaparezca.

Por otra parte, aunque la emergencia sanitaria ha impactado a todo el mundo, no todos los países han obtenido los mismos resultados. En algunos naciones el impacto ha sido menos y eso se aprecia en su tasa de contagios y decesos. Son mínimos en comparación con otros en donde se cuentan por miles los nuevos infectados diarios.

Con respecto a esta situación, una de las claves ha sido la estrategia que ha seguido cada país. En algunos casos se optó por decretar el confinamiento obligatorio y emprender fuertes medidas preventivas. Aunque también es indispensable considerar otros aspectos como el número total de habitantes y la inversión previa destinada a la salud. Mientras mayor sea la cobertura y la infraestructura hospitalaria, más protección se brinda a la población.

En ese sentido, la consultoría Deep Knowledge Group realizó un análisis de 200 naciones del mundo y su preparación contra este nueva cepa de coronavirus. Como te informamos previamente, México aparece en el lugar 50, por lo que se considera que tiene un riesgo medio.

Los países mejor y peor preparados

Ahora bien, dentro del trabajo los 10 países mejor evaluados y que están catalogados como los de mayor protección son los siguientes:

  1. Suiza.
  2. Alemania.
  3. Israel.
  4. Singapur.
  5. Japón.
  6. Austria.
  7. China.
  8. Australia.
  9. Nueva Zelanda.
  10. Corea del Sur.

Y en el extremo opuesto, las naciones peor preparadas y con mayor riesgo a la Covid-19 son las siguientes:

191. Iraq.
192. Siria.
193. Burkina Faso.
194. Tanzania.
195. Liberia.
196. Afganistán.
197. Chad.
198. Mali.
199. Ruanda.
200. Sudán del Sur.

A partir de las estadísticas se observa que el continente africano es el más descuidado y en riesgo en el mundo. No sólo se trata de este nuevo virus sino que enfrentan otros problemas sanitarios como el sarampión y el ébola. Además las constantes guerrillas impiden que puedan recibir apoyo internacional.