Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

La inteligencia artificial, la utilización de máquinas que apoyan el trabajo de los profesionales de la salud y la ciencia de los datos, contribuyen a mejorar el diagnóstico de las enfermedades y aumenta la calidad de vida de los pacientes.

Con la recopilación de datos y su posterior análisis, se puede entender, por ejemplo, cuáles son los tratamientos más efectivos y el impacto que generan, lo que permite tomar mejores decisiones en el campo de la salud.

Con la creación de la historia clínica digital, se ha generado un gran impacto en la recopilación de los datos médicos para lograr mejores niveles estadísticos en la salud, los medicamentos y los tratamientos. Con lo cual se logra tener un banco de datos médicos lo suficientemente grande para que nuestro país esté a la vanguardia en la medicina moderna y las estadísticas.

Se han adelantado eventos en los que se realizan actividades y talleres que abarcan temas como la gestión de bases de datos de salud, el aprendizaje automático, la minería de textos clínicos, el uso secundario que se da a los datos de salud, la inteligencia artificial y otros. Entre los eventos enfocados en la tecnología al servicio de la salud, Colombia Construye Salud (Make Health Colombia), llevado a cabo en el mes de diciembre de 2019, que logró reunir de forma colaborativa a la academia, la industria y el gobierno, para priorizar la metodología con que se realiza la recolección de datos y el análisis para ayudar a resolver las graves problemáticas de salud en Colombia.

Los emprendimientos que se presentan a diario con relación a la salud digital están dejando nuevas y muy buenas experiencias en lo relacionado con el manejo de la información y los datos de salud. El monitoreo de gestión de la salud[1] a través del manejo de los datos tiene muchas ventajas, entre ellas:

  • Se ejerce un mayor control sobre la recopilación de datos y la calidad es más adecuada, con mejor definición de las variables y de la población destinataria de los servicios.
  • Hay menos dificultades para realizar la estratificación de los indicadores en subgrupos poblacionales de interés (dado que ya se han recolectado las variables).
  • Dado que las definiciones y los procedimientos están normalizados, hay mayor comparabilidad de los indicadores en el tiempo.

Los servicios de salud generan constantemente datos que son de gran utilidad sobre la prestación de servicios, como, por ejemplo, consultas, hospitalizaciones y cirugías, entre otros, y también sobre la cobertura de las intervenciones de salud y los recursos: cantidad de médicos, enfermeros, camas disponibles, recursos y gastos del sector, al igual que los patrones de enfermedad. Esta información sólo puede proceder de los establecimientos de salud, que son la única fuente de indicadores como el acceso a los servicios de salud, además, son la fuente directa de datos para las decisiones de gestión.

Las bases de datos relacionadas con la salud son una herramienta de vital importancia para determinar los indicadores que dan una idea del estado de la situación del país; los indicadores de salud se utilizan para evaluar la eficacia y los efectos de cada uno de ellos en la población.

[1] https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=14406:health-indicators-conceptual-and-operational-considerations-section-3&Itemid=0&showall=1&lang=es  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica