Durante las últimas décadas la tecnología ha mostrado su mayor avance en toda la historia de la humanidad. A diario se presentan innovadores proyectos con los que se busca hacer la vida más sencilla para las personas. Si bien, en primera instancia esto es positivo, también puede llegar a afectar a la propia humanidad.

El ejemplo más grande es lo sucedido durante la Revolución Industrial. Con la llegada de las maquinarias y la automatización del trabajo, miles de trabajadores fueron remplazados. Es por eso que algunos se cuestionan si eso podría suceder en la actualidad.

Al respecto el investigador John Pugliano afirma que sí podría presentarse una situación similar aunque sólo en algunas profesiones. En el caso específico de los profesionales de la salud, resulta muy complicado que sean reemplazados por máquinas debido a que ellas no tienen la empatía ni la calidez de un humano.

El escenario que yo observo es que cualquier trabajo que sea rutinario o predecible, será hecho por un algoritmo matemático en cinco o 10 años más. Es claro que esto afectará a muchas profesiones pero también hay otras que no desaparecerán porque son imposibles de imitar por máquinas.

De esta manera, Pugliano afirma que los médicos pueden permanecer tranquilos porque su trabajo no será reemplazado por algoritmos ni equipos robóticos. Pero esto tampoco indica que los galenos se puedan relajar porque ahora la competencia cada vez es mayor y eso indica que deben de prepararse más que generaciones pasadas.

Otro punto a considerar es que la tecnología puede convertirse en una aliada de todos los médicos si la saben aprovechar.

Taboola