Los médicos privados de México han estado bajo la lupa a partir de las protestas que han emprendido para exigir al gobierno de la 4T la aplicación de la vacuna anti Covid. La gran pregunta que hemos hecho en este espacio es ¿por qué tienen que andar movilizándose, casi como si estuvieran pidiendo limosna, para que se les aplique la vacuna cuando desde el principio han estado en el primer frente de la lucha contra la pandemia?

En 2019 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) contabilizó en el país a 92,169 médicos en los establecimientos particulares de salud, es decir, en consultorios anexos a las farmacias de cadena, que son quienes más han reclamado el desdén del gobierno en el tema de las vacunas anti Covid, a pesar de que deberían haber sido considerados como grupo prioritario.

En este espacio hemos señalado que esto es todavía más injusto si se observa que estos médicos privados de consultorios anexos a la farmacia atienden a alrededor del 50% de la consulta que tendría que atender el sector salud si no existieran. Es decir, este grupo de médicos ha descargado buena parte de la consulta de las instituciones de salud públicas.

La importancia de considerar a estos médicos

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2019 detalla que los consultorios médicos independientes ofrecen 60.2% del total de las consultas del sector privado, y claro está, los consultorios anexos a farmacias el 39.5% restante.

De esta manera, los consultorios dependientes de farmacia atienden 16.8% del total de consultas ambulatorias, lo que habla por sí solo de la importancia de considerar a este grupo de médicos.

El Censo de Población INEGI, levantado en 2020, informó que el 12.8% de la población acude a los consultorios de farmacia para recibir atención médica, y 16% a instituciones hospitalarias del sector privado.

¿Por qué la gente prefiere ir al médico adjunto a la farmacia que al IMSS o ISSSTE?

En suma, cuatro de cada 10 consultas médicas en el país son en servicios privados, a través de hospitales o consultorios de farmacia. La Ensanut revela que muchos de quienes acuden regularmente a servicios médicos ambulatorios del sector privado cuentan con servicios sociales de salud pública.

Así que imaginemos el por qué la gente no acude a sus consultas en el IMSS o el ISSSTE a pesar de que cuentan con esa prestación. Es obvio, por un lado, la baja calidad de los servicios de salud, y por otro, el largo tiempo de espera para que lo atiendan, sumado a que desde 2019 dichos institutos padecen de falta de medicamentos, así que no hay mucho estímulo para asistir ahí a menos que se trate de un problema de salud grave.

La cifra más alta de fallecimientos de personal de salud, en México

Es claro que estos médicos de primer contacto han estado atendiendo muchos casos de Covid, sobre todo si se considera que muchos pacientes han sido rechazados por los servicios de salud pública, particularmente en los picos más altos de la pandemia, cuando los hospitales han estado al borde del colapso.

Organismos como Amnistía Internacional han reportado que México ostenta la cifra más alta conocida de personas trabajadoras de salud que han muerto por Covid en un solo país. En septiembre de 2020, se contabilizaban 7,000 muertes de personas trabajadoras de la salud en todo el mundo. Pero solo en México han fallecido, a la fecha, alrededor de 3,000 integrantes del personal de salud.

Estetoscopio

A pregunta expresa de ACROM, José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud (SSA), respondió que por el momento no se ha llegado a ningún acuerdo de pre compra de la vacuna anti Covid-19 de la farmacéutica ModeRNA, de Estados Unidos, porque solo ha estado disponible para nuestro vecino país del norte. Sin embargo, siempre está abierta la posibilidad, por parte del gobierno mexicano, para cuando esté disponible se hagan los acuerdos necesarios para comprarla y traerla a México. También, gracias a la oportuna intervención del canciller Marcelo Ebrard, muy pronto la vacuna rusa, del Instituto Gamaleya, se empezará a envasar en nuestro país. Enhorabuena.

Jorge Arturo Castillo es licenciado en Ciencias de la Comunicación (CC) y maestro en Relaciones Internacionales (RI) por la FCPyS de la UNAM. Es socio director de Comunicación CM, desde donde edita medios especializados en las industrias farmacéutica, salud, energía y tecnología. Es profesor de periodismo de la carrera de CC, en la UNAM, desde hace más de 27 años. Es generador de contenidos y ha desempeñado diversos cargos periodísticos en los principales medios de comunicación en México, así como algunos internacionales.

Licenciado en Ciencias de la Comunicación (CC) y maestro en Relaciones Internacionales (RI) por la FCPyS de la UNAM. Es socio director de comunicación en CM, desde donde edita en medios especializados sobre industrias como farmacéutica, salud, energía y tecnología. Es profesor de periodismo de la carrera de CC en la UNAM, desde hace más de 27 años. Es generador de contenidos y ha desempeñado diversos cargos periodísticos en los principales medios de comunicación en México, así como algunos internacionales.