Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

El tabaquismo es considerado una epidemia de salud mundial. Existen más de 1,300 millones de personas que fuman en el mundo, Según estimaciones de la OPS sólo en la Región de las Américas, hay 122 millones de fumadores, de los cuales, al menos un millón muere anualmente.

También te puede interesar nuestro artículo: Estos son los tipos de cáncer más mortales del mundo según la OMS

La OMS estima que el tabaco reduce la esperanza de vida al menos en 10 años y es un factor predisponente de enfermedades no transmisibles (ENT). De hecho, el 16% de los fumadores muere por enfermedades cardiovasculares, el 25% por cáncer y más de la mitad por enfermedades respiratorias crónicas.

Por ello, desde el año 2003 se creó el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT OMS). Este consiste en una estrategia organizada y dirigida a disminuir el consumo de tabaco, atacando el problema desde varios frentes. no sólo se basa en restringir la promoción y patrocinio, sino con el aumento de los impuestos, la lucha sostenida contra el contrabando de tabaco y la promoción de un aire limpio, entre otras. 

Estrategia de la OMS

En este contexto, durante el 2007 se puso en marcha un paquete de medidas denominadas MPOWER, las cuales en conjunto constituyen un instrumento eficaz para ayudar a los países a aplicar las medidas necesarias para lograr la reducción en el consumo de tabaco:

  • Monitor (M): Vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención.
  • Protect (P): Proteger a la población del humo del tabaco.
  • Offer (O): Ofrecer ayuda para dejar el tabaco.
  • Warn (W): Advertir de los peligros del tabaco.
  • Enforce (E): Hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio.
  • Raise (R): Aumentar los impuestos al tabaco.

Los resultados han sido bastante alentadores, ya que en este momento, aproximadamente el 65% de la población mundial está protegida por al menos una de las medidas. Sin embargo, no es suficiente. De hecho, en el informe de la OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo del 2019, se alerta respecto a la falta de atención que ha recibido el tercer punto del programa. 

Y es que, los objetivos no serán alcanzados a menos de que los consumidores actuales dejen de fumar, por ello insta a los países a crear instituciones y programas para dejar el hábito tabáquico. 

Los retos actuales

El año 2020 representó un reto en sí mismo para la OMS, ya que controlar la pandemia por Covid-19 ha sido una tarea ardua que aún está lejos de terminar.

Por ello, la erradicación del tabaquismo ha tomado una especial relevancia, ya que es agente causal de algunas de las ENT con mayor riesgo de sufrir complicaciones graves, si contraen el virus SARS-CoV-2.

En consecuencia, la OPS ha impulsado 2 programas formativos online en el marco de la pandemia, dirigidos a las autoridades de salud de la Región. El primero es una capacitación en línea: Impulsando las medidas MPOWER en el contexto de la pandemia de Covid-19, y el segundo es un Ciclo de Conferencias Virtuales sobre Covid-19, Tabaco y otros factores como el efecto de los cigarrillos electrónicos en la salud y otros temas de interés.  

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.