Los tratamientos con cannabis medicinal reducirían el consumo de opioides y otros fármacos

Se estima que alrededor de 11.7 millones de mexicanos podrían beneficiarse del uso de tratamientos médicos a base de cannabinoides.

0
110

Un promedio de 11.7 millones de mexicanos podrían beneficiarse del uso de tratamientos médicos a base de cannabinoides y con eso mejorar su calidad de vida relacionada con la salud. Lo anterior es gracias a que se ha reportado en la literatura médica que pueden ayudar al control sintomático de algunas enfermedades como epilepsia, esclerosis múltiple y dolor crónico. También incide positivamente en los cuidados paliativos, mejorar la calidad de sueño en pacientes con insomnio y optimizar el manejo de la náusea y el vómito causados por la quimioterapia.

Lo anterior fue afirmado por la Dra. María Fernanda Arboleda, especialista en Medicina del Dolor y Cuidados Paliativos por la Universidad McGill, de Canadá, detalló que cuando se padece alguna enfermedad crónica, se debe insistir en la búsqueda de estrategias que optimicen la funcionalidad, el bienestar y la condición general de los pacientes. Adicionalmente, se deben tener en cuenta los hallazgos en investigación y la experiencia clínica que respalden la seguridad y eficacia de los tratamientos a prescribir.

Potenciales beneficios

La también directora médica de Khiron Life Sciences Corp., firma canadiense líder en el desarrollo de productos a base de cannabis, agregó que los cannabinoides son coadyuvantes que se incorporan al tratamiento convencional que reciben los pacientes y, por lo tanto, complementan el manejo sintomático en diferentes escenarios clínicos. Además, el cannabis medicinal se considera una herramienta útil que podría contribuir a la reducción en el consumo de opioides y de otros fármacos.

Los cannabinoides han mostrado efectos terapéuticos específicos, y, por consiguiente, se deben diferenciar las propiedades clínicas del delta 9 tetrahidrocannabinol y del cannabidiol. El THC contribuye al control del dolor crónico, principalmente neuropático, a la mejoría del insomnio, a incrementar el apetito en pacientes con síndrome de anorexia-caquexia, y a reducir la náusea y vómito inducidos por la quimioterapia. Por su parte, el CBD, es un potente antiinflamatorio, también antioxidante, reduce la frecuencia e intensidad de las convulsiones en pacientes con epilepsia refractaria, tiene un importante efecto ansiolítico.

Explicó además que existen estudios publicados en la literatura médica que han integrado el uso del cannabis medicinal como complemento del manejo paliativo convencional.

Sabemos el gran potencial que tiene la terapia cannabinoide en los pacientes con cáncer, no por sus efectos curativos en humanos aún, pero si por el control sintomático, la mayor estabilidad emocional, y por un mejor afrontamiento de la enfermedad, lo que contribuye a una muerte digna y de calidad superior.

Taboola