Es fácil mirar atrás y pensar que todo era mejor, para darnos cuenta lo diferente que ahora, son las cosas. La tendencia de hacer conexiones positivas con los “viejos tiempos”, ayuda a intensificar nuestras emociones.

El atractivo del marketing de nostalgia es claro, ya que crea emociones positivas con tu marca y le agrega un toque sentimental, por lo tanto, se hace más frecuente en tiempos de incertidumbre y recesión económica, cuando los consumidores buscan refugiarse en épocas más felices, para distraerse de la situación actual.

Cuando llegó el confinamiento, las menciones de palabras relacionadas con la nostalgia o los recuerdos del pasado, se dispararon desde una base de referencia, de alrededor de 13 a 24,4 millones (+88%).

A todos nos gusta recordar los viejos tiempos y como referencia, tenemos que el marketing de nostalgia se utilizó más que nunca, durante la Depresión de la década de 1920 y la Gran Recesión de finales del año 2000. Conectarnos con recuerdos positivos del pasado, nos ayuda a mitigar nuestros problemas actuales. Asocia esos recuerdos positivos con tu marca y, esa positividad creará una relación emocional con tus consumidores. Si los haces sentir bien, la percibirán como algo que vale la pena.

En 2021, veremos un aumento de elementos nostálgicos en las campañas de marketing, podrían ser historias que hablen de tiempos mejores, contenido que gire en torno a elementos clásicos, relanzamientos de productos ya desaparecidos o incluso contenido presentado a “la vieja escuela”.

También podríamos ver, que las marcas segmenten aún más a la audiencia. El marketing de nostalgia sólo funciona para una generación a la vez, por lo que es posible que veamos temas de contenido, que se adapten a un público determinado.

Entre las acciones recomendables, cuando estemos planeando nuestra estrategia de nostalgia, hay que considerar los siguientes puntos:

1. Conoce a tu audiencia. Para que el marketing de nostalgia funcione, debes clasificar a tu audiencia en diferentes grupos demográficos. Recuerda, es probable que cada campaña llegue a una audiencia, con un rango de edad de diez años de diferencia, entre sí.

2. Haz un análisis profundo de los datos. Para encontrar el ingrediente secreto que atraiga a tu audiencia, tendrás que hacer un análisis detallado de tus datos históricos. El análisis de tendencias a la inversa juega un papel trascendental ¿Qué fue importante en los años 70, 80 y 90? Fíjate no sólo dentro de tu industria, sino en la cultura general.

3. El pasado es lo de hoy. Revisa tu oferta de servicios o productos y considera ¿qué podrías relanzar? No sólo evocarás la nostalgia de tu audiencia, sino que podrías generar curiosidad entre las generaciones más jóvenes, ya que el producto sería nuevo para ellos.

4. Rompe lo convencional. Atrae a tu audiencia sin sobrevender la marca y conecta de una manera divertida. Los juegos, las canciones, el diseño de la marca e incluso los sabores retro pueden ayudar a interactuar con el pasado de los consumidores y establecer vínculos sensoriales.

5. Involucra a “influencers retro”. Muchos han construido comunidades que giran alrededor de factores nostálgicos. Inspírate en ellos, para generar ideas de contenido o introdúcelos en tu estrategia, para conectarte con esa audiencia.

En este momento, donde la pelea por la audiencia se concentra en quien genera el mejor contenido o el formato más atractivo, con la finalidad de romper con la “costumbre” en que todos los mensajes tienen que parecer un catálogo de servicios o de marcas, se abre una oportunidad importante, a través del marketing de nostalgia.

Fuente:

1.Tedwalker Tendencias de las Redes Sociales 2021.