Mediante una nueva prueba de sangre y orina será posible la temprana detección del autismo

367

Actualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 1 de cada 160 niños en el planeta presenta Trastorno del Espectro Autista (TEA) y a pesar de que no es padecimiento mortal sí afecta de manera severa en la calidad de vida de los pacientes, por lo cual se han desarrollado diversos métodos y tratamientos para identificar esta conducta lo más pronto posible.

De esta manera, un equipo de especialistas de la Universidad de Warwick (UW), ubicada en el Reino Unido, desarrolló un nuevo examen que incluye una prueba de sangre y de orina que permiten detectar de manera temprana a niños con TEA, lo cual resulta benéfico porque de esta manera los niños afectados podrán recibir atención de manera inmediata.

Para lograrlo, los especialistas identificaron un vínculo entre el TEA y el daño a las proteínas en el plasma sanguíneo por oxidación y glicación del paciente, por lo cual tanto las pruebas sanguíneas como las de orina son idóneas para identificar durante los primeros años si un niño presenta este padecimiento.

Al respecto, la Dra. Naila Rabbani de la UW y quien participó en la investigación, explicó que además de que su trabajo funciona para la temprana detección de niños con TEA, también existe la posibilidad de que a futuro se logren conocer nuevos factores que propician esta conducta.

Nuestro descubrimiento podría conducir a un diagnóstico e intervención más temprana, por lo que también esperamos que las pruebas revelen nuevos factores causantes del autismo. Si contamos con más pruebas podemos revelar perfiles específicos de plasma y urinarios o huellas dactilares de compuestos con modificaciones perjudiciales.

Por otra parte, a nivel nacional la Secretaría de Salud (SSa) estima que la prevalencia de autismo es de 1 de cada 115 niños en México, lo que se traduce en que actualmente alrededor de 400 mil infantes con esta condición.

infografia-autismo-01