Dentro del campo médico es indispensable mantener el profesionalismo en todo momento. Sin importar las circunstancias o el momento, jamás debes de perder la concentración porque vas a causar una mala impresión a los pacientes. De igual forma debes de tener presente que cualquier distracción puede derivar en errores de distintas magnitudes. A diferencia de otros trabajo, aquí sí pueden existir repercusiones que inclusive pueden ser mortales.

Ahora bien, se debe recordar que dentro de tu vida en el consultorio es necesario interrogar al paciente para identificar el origen de la enfermedad o molestia. Al hacerlo vas a obtener información valiosa pero que es confidencial y no puedes mostrarla libremente fuera de la consulta. De hacerlo mostrarías una falta de ética que afecta tu prestigio profesional.

Y precisamente ocurre lo mismo al revisar la información previa de personas que no son tus pacientes. Aunque parece un problema mínimo e insignificante en realidad puede derivar en incidentes de carácter legal que ponen en riesgo tu integridad profesional.

Abuso de autoridad y mal uso de la información

Todo lo anterior sirve de contexto para entender lo que actualmente enfrenta una médica en España. Con base en la carpeta de investigación iniciada por la Fiscalía del Principado de Asturias, se trata de la subinspectora de un hospital, quien además hizo un mal uso de su cargo para acceder a información de manera ilegal.

El documento detalla que todo ocurrió el 26 de febrero de 2019 cuando la acusada aprovechó su posición en el hospital para acceder al expediente clínico de un paciente del nosocomio. Pero no se trata de cualquier persona sino que era su exmarido, de quien se había divorciado en 2012. todo lo anterior lo hizo sin su consentimiento ni autorización.

Además también se indica que no fue una sino tres veces las que consultó información personal de su expareja. En cuanto el hombre supo que era espiado y sus datos habían sido vulnerados inició el proceso legal que se mantiene abierto hasta ahora. Ahora lo que exige es que la médica afronte una condena de 42 meses en la cárcel y el pago de una indemnización.

El juez todavía no ha determinado si el acusado tiene la razón pero debido a que su información médica personal fue violada podría ganar la demanda. En tanto que la médica ahora enfrenta un grave problema porque ha puesto en duda su profesionalismo y ética. Por lo mismo, tú debes de tener presente que los expedientes clínicos jamás deben ser compartidos ni debes de acceder a uno cuando no es necesario. De hacerlo podrías enfrentar una situación similar que además daña tu prestigio personal.