Mientras que en la actualidad la Covid-19 representa el mayor problema de salud mundial, no significa que sea el único. En realidad existen otras preocupaciones que no se deben descuidar porque podrían provocar consecuencias mayores. En específico, la llegada del otoño también significa que es temporada de influenza y eso implica que es cuando se presentan más casos. Aunque en el caso de México las autoridades declararon estar prevenidas para proteger a la población.

Mientras que la Covid-19 y la influenza comparten síntomas, la principal diferencia es que para la segunda ya existe una vacuna. Por lo mismo se pueden prevenir complicaciones y efectos mortales si se aplica con anticipación.

Ante este escenario, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Dr. Hugo López-Gatell, manifestó que ya comenzó la distribución de insumos por todo el país. Mientras que en años previos se compraban 32 millones de dosis, para la próxima temporada se adquirieron 36 millones. El objetivo es que la mayor cantidad posible de mexicanos reciba la vacuna a tiempo.

Por su parte, el funcionario indicó que el próximo 1 de octubre será la presentación de la campaña de vacunación contra la influenza 2020-2021. Ahí se va a dar a conocer cómo será la aplicación, aunque al igual que en ocasiones previas, se le dará prioridad a los grupos de riesgo. En este caso se trata de adultos mayores, personas con VIH, cáncer y enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, obesidad, enfermedad pulmonar y cardíaca crónica, además de embarazadas y niños menores de cinco años.

Médicos ya recibieron la vacuna contra la influenza

A su vez, señaló que desde el pasado 14 de septiembre ya se aplicaron las primeras dosis de la temporada en México. Se aplicaron las vacunas a los trabajadores de la salud porque son otro de los grupos vulnerables por la actividad que realizan. Ante la atención directa a pacientes tienen un alto grado a infectarse.

En ese sentido, mencionó que la distribución que se ha hecho se ha basado en las actuales redes de frío. Con esto en mente, las primeras entidades en recibir los insumos han sido las que presentan mayores condiciones climatológicas adversas. Por tal motivo es que pueden existir estados a los que todavía no hayan llegado las vacunas.

Aunque el Dr. Gatell se comprometió a que habrá una correcta repartición de la vacuna en tiempo y forma en todo el país.

Y en caso de que tú labores en un hospital público, ¿ya recibiste y te aplicaste la vacuna contra la influenza?