Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

El concepto de médico ilustre, se refiere a aquel que inclina su humanidad al acto médico, el que no engaña ni se aprovecha del paciente y es fiel a los principios éticos. Así como también es trabajador incansable y trata con respecto a sus compañeros. Este tipo de médico goza del más alto prestigio entre la comunidad y sus colegas.

Un buen médico tiene como meta el bien de su paciente, con un continuo aprendizaje por el resto de su vida y sin ningún temor al fracaso. Ser un médico ilustre, es querer ayudar a los demás a través de la excelencia en la práctica de la medicina. 

Así como también es andar al lado del paciente y no frente a él, es mirarlo a los ojos y no por encima del hombro y pensar en que ser médico es una filosofía de vida y no solamente una profesión. Ahora bien, la historia de la medicina en Ecuador le debe mucho a estos médicos famosos, que por méritos propios, hoy se consideran como fuente de inspiración. entre ellos tenemos a:

Dr. Pablo Arturo Suárez

El fue un distinguido médico ecuatoriano que se graduó en la Universidad Central en 1913, estudió en Europa y se especializó en radiología, higiene, fisioterapia y fisiología. Además, fue el primer médico que prestó sus servicios de rayos X y fisioterapia en la ciudad de Quito. Así como también fue iniciador de la investigación y publicación científica en varias áreas de la salud pública y resaltó como docente universitario.

Asimismo, aportó para la fundación de la Liga Antituberculosa Ecuatoriana y el Centro de Estudios de la Tuberculosis, facilitando la disposición de la vacuna B.C.G. y realizando las primeras vacunaciones que se registraron en el país. Además de eso, fue decano de la Facultad de Medicina, ocupó ciertos cargos públicos y representó al país a nivel internacional.

En la ciudad de Quito se encuentra un Centro Sanitario que lleva su nombre: Hospital Provincial General “Pablo Arturo Suárez”, por su destacada profesionalidad como médico y catedrático. A pesar de todas sus cualidades y los aportes que hizo a la medicina ecuatoriana, muchas nuevas generaciones tienen poco conocimiento sobre él.

Dr. Juan Tanca Marengo

Este médico fue uno de los insignes profesionales guayaquileños que resaltó por sus aportes en diferentes áreas. Obtuvo su título de médico en la Facultad de Medicina de la Universidad de Guayaquil. Luego viajó a París donde realizó estudios de radiología y gastroenterología.

Años después, regresó a Guayaquil y fundó la Clínica Julián Coronel, una de las casas asistenciales más reconocidas y de alto prestigio del país, en compañía de su colega Eduardo Ortega Moreira. Ahora bien, durante su carrera presumió varios cargos y no fueron solo en el área de la medicina, sino también en la política.

Además, en 1942 fue miembro del Consejo Supremo de la Liga Ecuatoriana Antituberculosa (LEA), en 1945 fue presidente de la Junta Patriótica Nacional y después fue gobernador de la provincia de Guayas en el mandato de Carlos Julio Arosemena Tola.

Así como también fundó y fue presidente de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (SOLCA). Cuatro años después de su muerte el cabildo lo nombró el mejor ciudadano. Además de eso una avenida de 7 kilómetros lleva su nombre. Fuente: Enciclopedia Ecuador.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.