Médicos irrespetuosos presentan una mayor tasa de errores quirúrgicos

554

La confianza y respeto mutuo so pilares básicos en toda relación médico-paciente. Por tal motivo no es de sorprender que la mala educación por parte de algunos profesionales de la salud afecte directamente no sólo su imagen profesional, sino que desprestigien en cierta medida la profesión médica.

Así lo demostró un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Estados Unidos, el cual sugiere que los médicos maleducados e irrespetuosos con sus pacientes y/o familiares causan mayores incidencias de complicaciones quirúrgicas y otros problemas adversos evitables.

El estudio publicado en la revista JAMA Surgery, analizó los datos del Programa Nacional de Mejora de la Calidad Quirúrgica de 32,125 pacientes tratados en siete hospitales en un periodo de dos años. Los investigadores observaron que los datos de los resultados se correlacionaron con los informes del paciente y de la familia sobre el comportamiento irrespetuoso y mal servicio del cirujano.

Cuidado con tu comportamiento

El estudio se basa en más de 20 años de experiencia de investigaciones realizadas en Vanderbilt. De esta forma hemos constatado que los médicos con más quejas de sus pacientes tienen un mayor riesgo de reclamaciones por mala práctica médica”, dijo William Cooper, líder de la investigación.

El experto asegura que esta clase de médicos no sólo hacen que los pacientes y sus familias se sientan incómodas e infelices, sino que sus actitudes irrespetuosas también  afectan la capacidad de los demás miembros del equipo quirúrgico, lo que ocasiona un mal trabajo en equipo.

Nuestra investigación arrojó cifras muy interesantes, ya que los pacientes que reciben atención de los cirujanos con malos antecedentes de comportamiento, tienen 14 por ciento más de complicaciones quirúrgicas y médicas a los 30 días después de haberse realizado el procedimiento, que aquellos pacientes que fueron atendidos por cirujanos percibidos como respetuosos.

El especialista mencionó que el resultado de la investigación refuerza la importancia de capacitar a esta clase de médicos en procesos de comunicación afectiva para mejorar el servicio al paciente.

Según quejas de la Conamed, hasta en 65 por ciento de las quejas presentadas ante esta institución, no existe evidencia de mala práctica médica, sin embargo, la queja tiene su origen en fallas en la comunicación, malos trataos y agresiones por parte del personal sanitario.