Dentro de tu práctica médica existen aspectos que debes seguir de manera estricta. Uno de los principales es realizar un cuestionario a los pacientes seguido de una revisión física para detectar el origen de su enfermedad o malestar. Es un protocolo necesario pero que en ocasiones permite identificar malestares adicionales al motivo principal de la consulta. En ocasiones puedes visualizar moretones o cualquier otra marca relacionada con presuntos casos de violencia intrafamiliar.

Si algo así te llega a ocurrir existen distintas maneras de actuar. Por ética lo natural es hablar con el paciente para identificar al causante de dichas marcas de agresión. Inclusive lo puedes canalizar con un especialista para que reciba atención psicológica o lo puedes motivar para que presente una denuncia. Aunque también existen médicos que prefieren ignorar el tema y concentrarse en el motivo por el cual la persona acudió a la consulta.

Médicos deben colaborar en presuntos casos de violencia intrafamiliar

Pero ahora eso podría cambiar porque la senadora Martha Guerrero Sánchez propuso reformar el Código Penal Federal. A partir de dicha modificación el personal de las instituciones de salud estaría obligado a dar aviso a las autoridades correspondientes cuando detecte indicios de abuso sexual, violencia familiar, lesiones o violación en alguno de sus pacientes.

Con base en esta nueva propuesta, el personal médico que no cumpla e inclusive todo su centro de salud recibirían fuertes sanciones. Se plantea otorgar desde tres meses hasta dos años de prisión, además de 100 días multa y una suspensión de tres meses a un año.

Aun cuando México es parte de la Convención sobre los Derechos del Niño y cuenta con una reforma constitucional de avanzada en materia de derechos humanos, a los menores se les violenta su derecho a la vida y a vivir una vida libre de violencia.

La funcionaria indicó que en 2019 se registraron más de 239 mil 219 carpetas de investigación por violencia familiar. Mientras que en 2020 se presentaron 7 mil 191 carpetas de investigación por lesiones dolosas a personas menores de edad.

Además, en la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, se demostró que los ámbitos laboral, escolar, familiar, institucional y comunitario, ocurren con mayor frecuencia las agresiones en contra de las mujeres.

Ante la ineficiencia del Estado mexicano para garantizar el derecho a la vida de los niños, así como el goce de una vida libre de violencias, la legisladora expuso que el personal médico tiene la obligación de colaborar.

Por lo pronto, la propuesta que además adiciona el artículo 229 Bis al Código Penal Federal ya fue turnada a las comisiones unidas de Justicia y de Estudios Legislativos para su dictaminación. En caso de ser aprobada se aplicarían las sanciones señaladas a los trabajadores de la salud que no avisen de presuntos actos de violencia en sus pacientes.