Métodos anticonceptivos y lactancia materna, ¿cómo mantener seguros a la mamá y al bebé?

0
177
Diabetes-Embarazo-Lactancia-Materna

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la práctica de la lactancia materna como alimento exclusivo del recién nacido durante los primeros 6 meses de vida, siempre y cuando no exista alguna contraindicación médica. Si bien a muchas mujeres les gustaría mantener este tipo de prácticas por más tiempo, muchas temen la existencia de efectos negativos para sus bebés si los amamantan cuando están bajo el efecto de algunos fármacos, entre ellos los presentes en ciertos anticonceptivos.

Como profesional de la salud, es importante que hables con tus pacientes y les informes sobre los tipos de anticonceptivos. Lo más importante al momento de elegir una forma de protegerse de otro embarazo, es que la madre se sienta lo más cómoda posible con el método seleccionado y esté consciente que, fuera de la abstinencia, ninguna forma es 100 por ciento efectiva.

En este sentido, es importante destacar que cada opción en el mercado es distinta y tú, como profesional de la salud, debes de revisar cuál es la composición exacta de cada anticonceptivo y revisar si las dosis que contiene pueden tener efectos adversos en tu paciente, su bebe o su leche. Por ejemplo, la página E-lactancia clasifica a los fármacos combinados de estrógeno y progestágeno como de riesgo probable, por lo que pueden llegar a perjudicar la composición de la leche. De tal modo, la OMS en sus criterios de elegibilidad recomiendad optar por un anticonceptivo con solo progestina.

En tal caso, una alternativa es Noristerat de Bayer, un inyectable bimensual de sólo progestina que ofrece ventajas como bajo porcentaje de amenorrea, un adecuado control del ciclo y un retorno de la ovulación a los 4 – 5 meses (aproximadamente) de la última inyección. Además, la página de E-lactancia lo clasifica como un fármaco sin riesgo para la lactancia o para el infante.

Adicionalmente, vale la pena señalar que, de acuerdo con cifras de la organización Planned Parenthood, en promedio 2 de cada 100 mujeres vuelven a quedar embarazadas durante la lactancia cuando no utilizan ningún tipo de método anticonceptivo. Si bien el acto de amamantar por sí mismo ofrece una protección, las mujeres pueden tener mejores cifras de protección con otros métodos, ya sean farmacéuticos o físicos.

Taboola