x

Métricas de rendimiento: una herramienta invaluable para mejorar el servicio de tu laboratorio

Dominar el arte de de las métricas implica seguir un proceso estricto, que permita a tu laboratorio identificar áreas de oportunidad y posibles errores

Todos los laboratorios, ya sean clínicos o de investigación, pueden beneficiarse de las métricas. Estos indicadores proporcionan una forma efectiva de realizar evaluaciones de desempeño. Sin embargo, para ser efectivas, necesitan estar cuidadosamente construidas. De lo contrario, la información que generen tendrá poca utilidad para tu modelo de negocio o tu trabajo diario:

Elige qué métricas evaluar

La situación de cada laboratorio es distinta. Asimismo, sus indicadores deben adaptarse a sus objetivos de corto y mediano plazo. ¿Quieres que tus procesos sean más eficientes? Mide cuántas muestras se trabajan cada hora. ¿Necesitas aumentar el número de pacientes? Observa los patrones de contratación de servicios. Recuerda que necesitarás varios datos para cada punto.

Considera quién recibirá los datos

Tal vez quieras mejorar la experiencia de los pacientes en tu laboratorio clínico. No le presentarás exactamente las mismas métricas con el mismo formato a reguladores, administración o el equipo. Unos querrán saber la tasa de eventos adversos. Otros, la tasa de regreso de antiguos clientes a 1 o 2 meses. El resto, la satisfacción de los clientes con el servicio. Considera esto cuando elijas y cuando presentes los indicadores a las instancias adecuadas.

Define lo que sería un éxito

No sirve de nada contar con una infinidad de métricas si no estableces parámetros de comparación. Define el número de muestras que deberías procesar cada día para cumplir con las expectativas. Así, al momento de analizar los indicadores, no solo podrás identificar si cumples con las expectativas. También podrás encontrar patrones que resulten reveladores a futuro.

Trabaja con los problemas detectados

La mayor utilidad de las métricas es encontrar problemas de trabajo. El proceso de encontrar la causa de la falla y solucionarla es todo un sistema por separado, que merece su propia explicación. Pero en términos generales, debe ser un mecanismo metódico que permita verificar no solo la raíz de las barreras. También, que pueda comprobar la eficacia de las correcciones.

Sube de nivel tus retos internos

Una vez que hayas alcanzado unas métricas ideales consistentemente, considera subir tus expectativas. Así, podrás forzar a tu laboratorio a siempre mejorar su proceso de trabajo. Procura no fijar metas demasiado altas, ya que puedes desmoralizar a tu personal. Observa cómo trabajan otros laboratorios en el sector. Pueden darte una idea de qué puedes alcanzar realísticamente.

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD