En todo el mundo, las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) son cada vez más comunes. Durante 2016, la Academia de Dermatología y Venereología (AEDV) apuntó que uno de cada cuatro mexicanos padecería una al final de su educación médica superior. En Estados Unidos, la situación no es mejor. En agosto, rompieron por cuarto año consecutivo su récord de casos.

Parte del problema radica en la detección. Si los pacientes son portadores de la ETS, pero no lo saben, pueden transmitirla rápida y fácilmente. Con este problema en mente, una joven mexicana ha diseñado una posible solución. Su dispositivo, LIZA, puede hacer un análisis preeliminar con una simple muestra de orina. Los resultados, además, se muestran en únicamente 10 minutos.

LIZA, un antes y un después para la prevalencia de ETS en México

Ishtar Rizzo Varela fue reconocida por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) como una de los innovadores más prometedores de América Latina menores a 35 años. LIZA analiza la orina del paciente para detectar células epitaliales del tracto urinario. Después, determina hay presencia de ETS, específicamente la clamidia. La intención de la joven es que sea tan común como una prueba de embarazo. Incluso, ha planteado su distribución a través de farmacias.

El uso de dispositivos personales como LIZA podría eliminar la barrera en el diagnóstico de ETS. Así, ya no será necesario acudir a una clínica a realizar una prueba de clamidia. En el futuro, probablemente [se incluyan] otras enfermedades de similar naturaleza. Por ejemplo, la gonorrea y la sífilis.

Rizzo Varela ha formado una startup con sus compañeros Chrystian Zomoza Gutiérrez y Eduardo Lozano Ontiveros. A través de su negocio, comenzarán la comercialización de la prueba para ETS. La ingeniera mexicana señaló que lograron conformar este negocio gracias a la organización iLab. Esta incubadora de alto impacto se encuentra en Xalapa, Veracruz.

Como equipo comenzamos con varios proyectos. Pero nos enfocamos en éste específico porque lo vimos como una urgencia. Las ETS son algo de los que nadie quiere hablar; pero nos involucra y afecta a todos. [Con LIZA], podría llegarse a un diagnóstico de forma segura y privada.