Al hablar de tecnología enfocada en el campo de la salud se suele pensar que sólo países de primer mundo pueden concretar las ideas. La realidad no es del todo cierta porque en cualquier nación existen jóvenes emprendedores con la capacidad suficiente para innovar. En especial a raíz de la actual pandemia han aparecido interesantes proyectos que buscan tanto ofrecer protección al personal médico como a la población en general.

Innovación hecha en México

En ese sentido, dentro de México existen jóvenes con el talento suficiente para sobresalir y emprender interesantes proyectos. Uno de ellos es Rogelio Zaid Sariñana Hernández, estudiante de la carrera de Ingeniería en Tecnologías Computacionales del Tec de Monterrey, Campus Aguascalientes. Él creó un desinfectante que no utiliza químicos para eliminar los virus y bacterias como el SARS-CoV-2, causante de la Covid-19.

A su invención la nombró OZVI y consiste en un dispositivo diseñado con tecnología del Internet de las Cosas. Para su funcionamiento utiliza luz ultravioleta (UV) y ozono, con lo que logra desinfectar cualquier tipo de superficie. Además cuenta con un panel táctil de siete pulgadas y se puede controlar vía wi-fi.

El proyecto nació al inicio de la pandemia y con él busco apoyar a combatir las enfermedades que se encuentran en nuestro entorno. Este sistema resulta efectivo en diferentes espacios concurridos como hospitales o escuelas, pues su eficacia genera un ambiente de seguridad para las personas.

¿Cómo funciona el equipo?

El dispositivo es capaz de desinfectar un área de 20 metros cuadrados en un lapso no mayor a ocho minutos, gracias a que incluye un generador de ozono, cuatro lámparas ultravioletas, así como diferentes sensores de proximidad para pausar la emisión de luz UV y evitar daños en las personas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la desinfección por ozono es una de las respuestas más efectivas para la lucha frente a distintos tipos de coronavirus porque es muy eficaz en la eliminación de hongos, bacterias, virus y microorganismos.

Además, la luz ultravioleta, como usualmente se refiere, es uno de los medios probados para tratar aguas, aire o superficies contaminadas biológicamente. Esta simple y segura tecnología es conveniente para pequeños flujos residenciales, así como también grandes flujos en proyectos comerciales e industriales.

Actualmente OZVI ha logrado pasar las pruebas de salubridad satisfactoriamente y se encuentra disponible para empresas o centros de trabajo. En el mediano plazo se planea generar un robot automatizado con esta misma tecnología, capaz de trasladarse por sí mismo y desinfectar las áreas correspondientes sin la necesidad de supervisión humana.