Patrocinado por RB MJN  

       
 
 
 
 
 
 
 
Durante los últimos tiempos, internet se ha convertido en una inagotable fuente de temas, incluida la nutrición. Muchas veces la información es contradictoria, nos lleva a dudar y genera confusión. La mejor forma de aclarar todas las dudas e incorporar una dieta adecuada a nuestras costumbres, lugar geográfico de ubicación, edad y estado de salud, es acudir al especialista que sin duda, es la mejor fuente de información y puede guiarnos de forma correcta por el mundo de la alimentación y la nutrición que nuestro cuerpo necesita.
 
Sin embargo, hay algunas normas universales con respecto a la nutrición y dietética que las personas tienden a tergiversar y se han creado algunos mitos en torno a la alimentación.​[1]
Mostraremos algunos de ellos:
 
Para tener una dieta saludable es necesario privarse de ciertos alimentos​. Los alimentos, en sí mismos, no son benéficos o perjudiciales. Su efecto en nuestro organismo depende de las cantidades y la frecuencia con que se ingieren.
 
Las grasas son perjudiciales para el organismo. ​Las grasas también son necesarias para el buen funcionamiento del cuerpo, ya que contribuyen con la absorción de otros nutrientes. Deben consumirse en cantidades adecuadas.
 
Una dieta sana está libre de carbohidratos. ​Pese a su mala reputación, los carbohidratos son tan necesarios como las grasas y las proteínas. Y se encuentran en una amplia variedad de alimentos naturales como, legumbres, frutas, verduras y lácteos.
 
Los alimentos procesados no son sanos. Muchos alimentos requieren un proceso para ser consumidos y conservados, tanto en casa como en la industria. Algunos procesos requieren de productos que pueden ser perjudiciales para la salud, por lo que, se debe prestar atención a lo que se utiliza en el proceso de preparación de los mismos.
 
El sodio es perjudicial para la salud. ​La sal no sólo contribuye con la sazón y preservación de los alimentos. También es indispensable para mantener el equilibrio de los procesos metabólicos y los fluidos del cuerpo, es un buen nutriente para el organismo si se consume en bajas cantidades.
 
Los productos integrales adelgazan. ​Los productos integrales poseen prácticamente la misma cantidad de calorías que los alimentos que no lo son. Estos alimentos tienen más minerales y fibra, por eso producen una mayor saciedad y disminuyen el apetito.
 
Y, con relación a las calorías. ​Éstas son el combustible que utiliza el organismo para realizar sus funciones vitales. Son la unidad en que se expresa la energía. Dicha energía la obtiene el organismo a través del consumo de carbohidratos, grasas y proteínas. Todos los alimentos aportan calorías al organismo en diferente proporción.
 
Un correcto plan alimenticio se debe basar en el conocimiento adecuado de la bromatología [2] (del gr. Bromatos, alimento y logos, tratado) y de lo que ésta implica para el estado de salud del individuo y así, poder realizar las modificaciones más adecuadas para cada uno.
  • Material dirigido solo a profesionales de la salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.