Patrocinado por RB MJN       En el campo de la salud no es suficiente con tener los conocimientos suficientes sobre Medicina. Aunque es el objetivo central de la formación académica, no es el único aspecto en el que se deben enfocar los profesionales de la salud. La atención cortés y humanitaria también son necesarias para ofrecer un servicio completo y de calidad. La proyección de seguridad y la empatía no siempre se enseñan en las escuelas pero se necesitan dentro de los consultorio. En ese sentido, tener respeto hacia el paciente durante las consultas es un requisito fundamental que nunca puedes abandonar. Nunca te debes de burlar de sus preguntas ni emitir prejuicios con respecto a su estilo de vida porque puede ser contraproducente. Lo ideal es hacer recomendaciones y emitir un diagnóstico, pero jamás caer en el trato autoritario. Ahora bien, debido a la transformación que ha sufrido la Medicina durante los últimos años, cada vez son más frecuentes las videoconsultas médicas. De igual forma, la relación médico-paciente ya no es exclusiva del consultorio sino que se ha extendido al mundo digital. Ahora es frecuente agendar citas médicas por medio de aplicaciones móviles o interactuar con el paciente a través de redes sociales. Las posibilidades cada vez son más grandes; sin embargo, algo que no se puede perder de vista es que siempre debe existir respeto hacia la otra parte, sin importar el medio en el que se genera la comunicación.

Conservar los buenos modales en internet

Con lo anterior en mente, en años recientes surgió el término NETiquette (o NETiqueta en su traducción al castellano). Se trata de la unión de “internet” y “etiqueta” y sirve para describir el correcto comportamiento que debe tener el médico a través de medios digitales. Puede parecer muy obvio pero en realidad se debe tener mucho cuidado al momento de utilizar internet para buscar incrementar tu prestigio digital o intentar captar nuevos pacientes. De no hacerlo de la manera correcta es poco probable que consigas tus objetivos. De la misma forma que existen algunas reglas de etiqueta en el mundo físico también las hay en el campo virtual. En ocasiones, inclusive los médicos que utilizan internet de manera cotidiana cometen errores en la manera de comunicarse con sus pacientes o realizar publicaciones. Nunca debes de olvidar que todo lo que escribas es un reflejo de tu persona y por eso es indispensable poner atención en todos los detalles.

Nunca perder la compostura

En ese sentido, recuerda siempre interactuar con los demás usuarios de una forma correcta y respetuosa. Sin importar que se trate de un paciente que conozcas de hace varios años, nunca pierdas la compostura y saluda de manera educada. De igual forma, evita caer en cualquier tipo de provocación a través de redes sociales. Toma en cuenta que se suelen generar conflictos de manera constante; sin embargo, tú jamás debes de adentrarte en uno o responder insultos porque se trata de batallas innecesarias.

Escribir de manera sencilla pero correcta

Otro aspecto tiene relación con tu manera de escribir en internet. Al tratarse de un mensaje dirigido a posibles pacientes, debes utilizar un lenguaje que ellos puedan entender. Por lo mismo, evita todo tipo de tecnicismos porque provocan confusión. Otra recomendación es evitar abreviar palabras porque lo único que vas a conseguir es que tus mensajes sean incomprensibles. Además, cuando escribas evita utilizar sólo mayúsculas porque es el equivalente a gritar o a alzar la voz cuando platicas frente a frente con una persona.

Jamás ocultar tu identidad

Por otra parte, al utilizar internet para fines profesionales es indispensable que siempre lo hagas con tu nombre real y con una fotografía tuya de perfil. Evitar utilizar apodos o imágenes para ocultar tu identidad porque eso genera incertidumbre y no ayuda para captar nuevos pacientes. Finalmente, no olvides que antes de escribir algo, primero debes de pensar cómo lo vas a decir. En ocasiones una palabra incorrecta puede generar graves errores de comunicación. Además vas a generar una impresión errónea sobre ti que daña tu imagen pública en medios digitales. Nunca olvides que tu versión a través de internet debe ser un reflejo fiel de cómo eres en la vida real.
  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.