Nuevo suplemento alimenticio español promete reparar el daño que el alcohol hace al código genético

Se espera que este suplemento sea comercializado a los adolescentes, la población que más frecuentemente consume alcohol en grandes cantidades esporádicas

652

Cuando se observa médicamente, el alcohol es casi siempre dañino. Algunas investigaciones concuerdan que su ingesta ocasional tiene ciertos efectos benéficos. Sin embargo, la mayor parte de sus variantes y hábitos de consumo tiene consecuencias negativas. En especial, prácticas como el binge drinking (tomar grandes dosis de bebida en una sola sesión) tienen resultados devastadores.

Un grupo de investigadores españoles creen tener una solución viable. De acuerdo con Infosalus, el hallazgo fue liderado por la Universidad de Sevilla. Además, ya cuenta con una patente de las autoridades locales. Se trata de un suplemento alimenticio, que utiliza selenito sódico como antioxidante. Con este producto, se pretende reparar el daño al ADN que provoca el alcohol.

Suplemento para jóvenes que consumen alcohol

De acuerdo con Olimpia Carreras, el binge drinking es muy popular en jóvenes. Se define como el consumo de 4 a 6 bebidas con alcohol en menos de dos horas. La especialista, parte del equipo que diseñó este suplemento, afirma que ésta práctica daña el ADN. Ingerir esta droga en grandes cantidades reduce la actividad de la enzima glutatión peroxidasa. Ésta, a su vez, no logra proteger al código genético del daño oxidativo. Sin selenito sódico, se genera un deterioro significativo.

La deficiencia en el organismo de este compuesto está relacionada a varias patologías. Por ejemplo, el cáncer, enfermedades del sistema inmune o el desarrollo de condiciones cardiovasculares. [Se ha demostrado que el consumo de alcohol provoca una deficiencia de selenito sódico] en animales y humanos. A partir de esta hipótesis, surgió la necesidad de comprobar los cambios que se producen con un suplemento alimenticio de este tipo.

Su compuesto fue probado en un modelo animal. El suplemento se administró a ratas al mismo tiempo que se les daba alcohol en niveles proporcionales a un binge drinking humano. Se comprobó que ésta práctica otorgaba una mayor estabilidad al ADN del organismo. De hecho, se teoriza que la protección podría tener efectos determinantes en la salud a largo plazo.

El equipo de investigación debe ahora superar una serie de pruebas clínicas en voluntarios humanos. Si su suplemento para evitar daños en el ADN por el alcohol resulta exitoso, podría comercializarse a escala nacional. Después, incluso, el producto podría extenderse fuera de las fronteras españolas. La patente también contempla la posibilidad de un fármaco o una bebida.