Con 11 millones 327 mil 790 casos confirmados y 532 mil 340 defunciones hasta este momento, la pandemia por Covid-19 permanece activa y en expansión. De hecho, todas las organizaciones médicas coinciden en que se trata de un problema de salud pública a largo plazo. Lo cierto es que al ser provocado por un virus nuevo, todavía existe mucho por investigar para conocer las formas correctas de protección.

En ese sentido, una de las mayores dudas que persisten es acerca de la manera en que el virus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, se transmite. En un inicio la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que era mediante pequeñas gotas emitidas desde la nariz y boca de una persona infectada, mismas que caían en cualquier superficie.

Virus sería capaz de transmitirse por el aire

Con el pasar del tiempo se ha cambiado de opinión, en especial a partir de un artículo publicado en The New York Times. En el texto firmado por 239 expertos de 32 países se mencionó que esta nueva cepa de coronavirus podía transmitirse por el aire.

Por lo anterior, la misiva expone que existe probabilidad de contagio inclusive en espacios cerrados con personas que mantengan una sana distancia. El virus es capaz de mantenerse activo en el aire y generar contagios sin que exista un contacto cercano. Por eso se recomienda el uso de cubrebocas en cualquier tipo de lugar, en especial en oficinas de trabajo y escuelas.

Todavía no se alcanza el pico de la pandemia

Lo expuesto arriba ha tenido una fuerte repercusión que inclusive la OMS ha tenido que cambiar su postura. A través de una reunión virtual, la jefa técnica del organismo, Maria Van Kerkhove, reconoció que la forma de transmisión descrita sí podría ser cierta.

Reconocemos que surgen pruebas en este sentido y, por tanto, debemos permanecer abiertos a esta posibilidad y a sus implicaciones, así como a las precauciones que deben adoptarse. Hemos estado hablando sobre la posibilidad de una transmisión aérea como una de las formas de propagación del Covid-19.

A su vez, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertó sobre la velocidad con la que continúan los contagios en gran parte del mundo. Aunque ya han transcurrido poco más de seis meses desde los primeros casos oficiales, todavía no se logra controlar o al menos frenar la pandemia.

Mientras que tuvieron que transcurrir 12 semanas para alcanzar los 400 mil casos de Covid-19 en el mundo, tan sólo el pasado fin de semana ya hubo ese mismo número de nuevos casos.

Además de lo mencionado, lo que provoca más preocupación es que los pronósticos afirman que todavía no se ha alcanzado el pico de la pandemia. Por lo tanto, se esperan semanas e inclusive meses difíciles en gran parte del planeta.