Un problema que se ha vuelto recurrente durante los últimos meses es el relacionado con el abastecimiento de medicamentos en el país. Cada vez son más frecuentes las quejas de pacientes del sector público que denuncian que no les surten las recetas completas. Lo preocupante es que dentro de algunas enfermedades es imperativo recibir las dosis que requieren en tiempo y forma.

Pero durante la tarde de hoy viernes las quejas subieron de intensidad por parte de pacientes con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Más de un centenar de personas acudieron a las afueras de las oficinas centrales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la Ciudad de México.

Pacientes con VIH no reciben sus medicamentos

En primera instancia exigieron hablar con Zoé Robledo, titular del IMSS, para que escuchara sus denuncias. Pese a la insistencia ninguno de ellos fue recibido y en ningún momento se puedo entablar un diálogo.

Debido al rechazo, los manifestantes endurecieron sus acciones y la protesta se tornó violenta. Varios de ellos aventaron pintura roja contra el edificio federal y hacia algunos trabajadores que se encontraban en el lugar.

De igual forma, varios de ellos bloquearon algunos carriles de Paseo de la Reforma con la intención de hacer escuchar sus exigencias.

De acuerdo con algunos de los manifestantes, son más de mil los derechohabientes del IMSS los que reciben incompletos o simplemente no reciben sus medicamentos. Todos ellos denuncian un desabasto preocupante de antirretrovirales, lo cual pone en peligro su vida.

Aunque hace unos días el IMSS presentó una plataforma digital para denunciar el desabasto de medicamentos contra el VIH, varios de los manifestaron expresaron que no funciona el portal.