Patos le tiran a las escopetas: “chico malo” Shkreli denuncia alza de medicinas

326

El que hasta ahora había sido considerado el más odiado por pacientes, también los es por parte de las farmacéuticas pero, además, ha dado un nuevo giro a su lista de polémicas acciones.

Martin Shkreli, quien fundó Turing Pharmaceuticals y en 2015 adquirió los derechos del Daraprim (pirimetamina), un fármaco desarrollado en la década de 1950 que es considerado la mejor opción para toxoplasmosis, elevó el precio del medicamento de 13.50 dólares a 750, lo que representó alza de más del 5 mil por ciento y levantó la indignación de la comunidad estadounidense.

Personas con sistema inmunitario debilitado, como los pacientes con VIH, dependen de la medicina, sin embargo, Shkreli aseguró (como lo han hecho farmacéuticas anteriormente) que el elevado costo obedecía a que se trataba de un producto muy especializado, además, el dinero obtenido por las ventas del Daraprim sería invertido en investigación y desarrollo (I+D) para crear nuevos fármacos contra enfermedades raras.

No obstante, este hombre de negocios también es rechazado por la industria del sector, pues el CEO del lobby farmacéutico de Washington, Pharmaceutical Research and Manufacturers of America (PhRMA), Stephen Ubl, dijo que la imagen de estas empresas había sido “secuestrada por algunos malos actores”, de modo que tenían que trabajar para contar su propia historia.

En respuesta, el chico malo Shkreli creó la página Pharma Skeletons, que inicia así:

Stephen Ubl, No te atrevas a señalarme con el dedo por los problemas de la industria farmacéutica. Resulta que todos hemos hechos movimientos impopulares.

El sitio constituye una larga lista que ventila las subidas de precios de medicinas por parte de las farmacéuticas en un compendio que va del a A a la S.

Aunque Shkreli no ha sido el único que ha hecho negocio con el alza de precios de las medicinas en Estados Unidos, el llamado “Pharma Bro” también se ha visto afectado por “estrategias” como la que él aplicó con el Daraprim.

La británica Mallinckrodt Pharmaceuticals adquirió el llamado Acthar Gel (corticotropin), útil para esclerosis múltiple, lupus, espondilitis anquilosante y reacciones alérgicas severas, así como a su competidor Synacthen, lo que le permitió subir el precio de la primera fórmula hasta en 85 por ciento, mientras que la otra permanece encerrada en un cajón.

La queja de Shkreli en este sentido nació porque él también deseaba comprar el Synachten, pero su oferta fue rechazada por el anterior dueño de la patente, Novartis.

Según lo señalado por el New York Post, en su cuenta de Facebook Shkreli señaló:

¿Piensas que sabes todo de mí? Yo también he denunciado los precios altos de los fármacos.

Actualmente Mallinckrodt Pharmaceuticals negocia un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio de EE. UU (FTC), el cual le obligaría a pagar 100 millones de dólares para evitar ir a juicio por prácticas monopólicas.

Imagen: Facebook