Plantas endémicas de México podrían tratar la obesidad

0
361

Un grupo de científicos de la Universidad de Guanajuato (UG) trabajan en el análisis de compuestos químicos de 15 especies de plantas endémicas de México, con el objetivo de desarrollar medicamentos herbolarios para el tratamiento de la obesidad.

Como sabes, esta enfermedad a últimos años se ha convertido en un problema de salud púbica que ha incrementado con los años. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde la década de los noventa hasta la actualidad, la incidencia se ha multiplicado de manera constante. En 2016, había más de 650 millones de obesos en el mundo.

El estudio liderado por Ángel Josabad Alonso Castro, doctor en ciencias bioquímicas, inició con una revisión bibliográfica para observar las plantas medicinales mexicanas que han sido utilizadas de manera empírica para bajar de peso.

Nuestro equipo de trabajo se dio a la tarea de realizar una búsqueda bibliográfica científica que nos pudiera dar información y tener una recopilación completa de las plantas medicinales usadas para el tratamiento de la obesidad. Existen libros de las décadas de los 60 y 70, pero la mayoría de ellos no cuenta con información precisa, recordemos que el problema de la obesidad ha ido incrementando en las últimas décadas.

Por esta razón es que los miembros del cuerpo académico de Farmacia y Química Clínica de la UG, decidieron estudiar el tema a fondo e identificaron 139 especies de plantas, de las cuales seleccionaron las que hasta ahora no habían sido estudiadas para estos fines.

Entre las elegidas para su análisis farmacológico, fitoquímico y toxicológico destacan variedades de nopal, el amaranto, la guanábana y la hierba del sapo.

Sobre la hierba del sapo no hay muchos estudios. Esto nos llama la atención porque son plantas que no se han aprovechado en la investigación.

En la actualidad el grupo se encuentra realizando estudios in vitro con células adiposas de ratón, para observar si los extractos de las plantas seleccionadas disminuyen el número de estas células encargadas de almacenar lípidos o grasas en el organismo. Sin embargo una vez finalizada la fase preclínica, buscarán probar el efecto en pacientes.

En México las cifras de obesidad y diabetes han alarmado a los expertos en salud. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Salud Pública, tres de cuatro mexicanos mayores de 18 años que viven en zonas de bajos ingresos padece dichas enfermedades crónicas.

Respecto a este tema, hace unos días, el congreso mexicano dio luz verde para que las instituciones públicas del Sistema Nacional de Salud integren la cirugía bariátrica como tratamiento.

A pesar de las estrategias nacionales se debe reconocer al tratamiento quirúrgico de la obesidad como una opción efectiva para lograr una pérdida de peso sostenido. La modificación a la ley de salud permite también contemplar los efectos y consecuencias positivas, así como las responsabilidades, derechos y obligaciones que se desprenden de la realización de la cirugía, señaló la diputada Teresa de Jesús Lizárraga.