Por estrés, una mujer queda ‘sorda’ a sonidos de baja frecuencia, incluida la voz de los hombres

La inhabilidad de escuchar la voz de los hombres fue causada por una pérdida de audición con pendiente inversa, que también le provocó náuseas y dolor

399

En un nuevo capítulo de casos clínicos curiosos, una mujer de China perdió la habilidad de escuchar la voz de hombres. El caso fue retomado por DailyMail. La paciente, identificada como Chen, se fue a dormir una noche con múltiples síntomas. Entre ellos, un intenso zumbido en la cabeza, que producía dolor, así como náuseas. A la mañana siguiente, presentó la sordera parcial.

La primera indicación de su estado fue su incapacidad para oír la voz de su novio. La mujer, oriunda de la ciudad costera de Xiamen, fue inmediatamente al hospital local. Al principio, el diagnóstico eludió a los especialistas. Los doctores no podían catalogar su condición como sordera, pues los síntomas no coincidían con las formas más comunes de pérdida de audición.

Al final, el diagnóstico fue hecho por la doctora Lin Xiaoqing. De acuerdo con la especialista del Hospital Qianpu, Chen podía escuchar la voz de todo el personal femenino. Sin embargo, fue incapaz de escuchar las palabras que le dirigió un paciente hombre. Fue entonces que la especialista razonó que su ‘sordera’ era más bien una incapacidad de escuchar bajas frecuencias.

Estrés, el responsable de no poder escuchar la voz de hombres

Xiaoqing diagnosticó pérdida de audición con pendiente inversa. De acuerdo con la especialista, es una condición que solo afecta hasta 1 de cada 13 mil pacientes. Apuntó que determinar correctamente la causa de esta sordera parcial suele ser muy difícil. En especial, porque tanto doctores como el público en general no suelen conocer este peculiar tipo de ‘sordera’.

Apuntó también que no siempre se expresa como inhabilidad para escuchar la voz. Por lo general, suele presentarse como una barrera para oír sonidos con una frecuencia más baja, como el sonido de un refrigerador. Aunque puede ser causado por mutaciones genéticas, Xiaoqing descartó que éste fuera el caso.

Chen reveló que había experimentado fatiga recientemente. Además, trabajó hasta tarde por varios días antes de dejar de escuchar la voz de su novio. Su sueño tampoco fue el ideal durante un buen rato. Xiaoqing consideró que la falta de descanso y el estrés fueron los causantes. Reafirmó que, gracias a la atención temprana, la paciente puede recuperarse por completo.