En una conferencia de prensa, Novo Nordisk México presentó sus planes para el 2019. El director general y vicepresidente de las oficinas locales de la farmacéutica, Yanis Mallis, dirigió el evento. No solo recordó los logros de la compañía danesa en los últimos 5 años. También reafirmó su compromiso a superar estas mismas metas, pero esta vez en menos de 24 meses.

Trabajaremos en 2 aspectos en México. Por un lado, cooperaremos con la sociedad médica y gobierno para mejorar los resultados en salud […]. Por otra parte, seguiremos como el mejor laboratorio en investigación y desarrollo para diabetes y obesidad. […] En los últimos 5 años, invertimos casi 352 millones de pesos (mdp) en investigación clínica en el país. […] Seguiremos con estos esfuerzos. Solo en los siguientes 2 años queremos superar las metas [de este lustro].

Mallis reafirmó que también tienen otros proyectos en puerta. Comentó que su iniciativa ACTION IO, un análisis de las barreras a la diabetes en 11 países del mundo, debería estar lista en 2019. También recordó que México será por primera vez el anfitrión del Novo Nordisk Leader Summit. Comentó que la reunión, que tendrá lugar este marzo en Cancún, reunirá a casi 700 médicos. En ella, se discutirán temas como obesidad, diabetes y hematología con un enfoque multidisciplinario.

Diabetes, una prioridad para la farmacéutica en México

El director general comentó que la prioridad de la compañía en el país será la diabetes. En los próximos 18 meses, dijo, presentarán una nueva molécula. Aunque no compartió detalles sobre el fármaco, aseguró que se trata de una sustancia muy distinta a las disponibles. Señaló que, con el permiso de comercialización, podrán demostrar su compromiso con la innovación en México.

Nuestro enfoque [en México] está en la promoción de soluciones innovadoras. Somos una empresa que está muy enfocada […] al tratamiento de la diabetes. El impacto que tiene esta enfermedad en el país es muy importante. Ya ha pasado de ser una emergencia de salud a una emergencia económica. Y es que, de los 14 millones que la padecen, solo 7 millones lo saben. Todavía menos la tienen bajo control.

Durante la conferencia de prensa, Mallis lamentó la prevalencia de soluciones farmacéuticas antiguas en México para la diabetes. Específicamente, mencionó el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Recordó que, a pesar del relativo bajo costo del tratamiento, la dependencia todavía utiliza fármacos diseñados hace décadas.