En la actualidad internet se ha posicionado como una poderosa herramienta que está al alcance de un clic. Con su apoyo es posible conocer al instante lo que sucede en cualquier parte del mundo. Además también ha reducido los tiempos al permitir entablar una conversación directa y sin intermediarios. Pero aunque para muchos puede ser un simple medio de entretenimiento, en realidad ofrece más funciones.

En tu caso como médico siempre vas a requerir información actualizada y verídica. Un problema al que te enfrentas con frecuencia es que no todo el conocimiento que existe en internet es real o cuenta con sustento científico. No siempre aparecen las fuentes o simplemente se trata de datos distorsionados o fuera de contexto.

En cambio, también existen algunas bases de datos digitales especializadas en Medicina a las que puedes recurrir. Por lo regular son administradas por universidades o institutos de prestigios, lo que ofrece mayor seguridad con respecto a la información que proporcionan. A continuación te compartimos algunas de las más importantes que te pueden ser de utilidad en tus investigaciones.

PubMed

Forma parte de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos y es tal vez el buscador médico más conocido del mundo. Contiene más de 28 millones de citas de literatura biomédica de Medline, revistas de ciencias de la vida y libros en línea. Un recurso de obligada referencia para profesionales de la salud y estudiantes de ciencias de la vida.

National Library of Medicine

La NLM es otra de las bases de datos digitales más grandes que existen en el mundo. Una de sus ventajas es que desde la página principal permite hacer búsquedas específicas por tema. Si buscas información de Anatomía, Historia de la Medicina, Virus, Biología o inclusive libros, es el espacio ideal para ti.

Centre for Diseases Control

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos son otra fuente de información confiable y a tu alcance. Además de publicar información de actualidad también cuenta con una base de datos que puedes consultar sobre distintos temas afines a la salud.

Google Scholar

A la fecha Google es el mayor buscador de internet en el mundo, aunque su desventaja es que su contenido incluye todo tipo de enlaces. Como consecuencia, en muchas ocasiones aloja a sitios con información falsa o que no es verídica.

Por lo tanto, una opción a tu alcance es la variante Google Scholar. La principal diferencia es que se trata de un buscador académico especializado en contenido y bibliografía científico-académica.