Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

Aunque muchos veían la Inteligencia Artificial como una amenaza para la humanidad, ahora forma parte de la vida cotidiana. Hay sectores como el de la salud que están revolucionando gracias a sus aplicaciones en el soporte de toma de decisiones más inteligentes en el punto de atención, al mejorar la facilidad y precisión de la visualización de las exploraciones de pacientes y al reducir también el agotamiento de los médicos.

Al integrar la Inteligencia Artificial en la atención médica, el cuidado de los pacientes es mucho más fácil e inteligente (valga la redundancia). Ahora, la conocida como IA se usa en la asistencia sanitaria, así como en productos específicos para el paciente obtenidos gracias a la impresión 3D o la consolidación de la cirugía robótica.

Ayudan a encontrar el tratamiento perfecto

Sin duda alguna, una de las principales funcionalidades (y por tanto ventajas) de la Inteligencia Artificial es ayudar a procesar los complejos y abundantes datos de la medicina, así como facilitar su decisión diagnóstica y terapéutica. Esto no significa que solo se hagan diagnósticos a través de esta tecnología sino que ayuda mucho en la toma de decisiones parciales.

En cuanto a la decisión terapéutica, el farmacogenómica y el nutrigenómica, analizados a través de herramientas de IA, ayudan muchísimo a encontrar el tratamiento farmacológico o la dieta adecuada.

Las redes neuronales han sido motivo de gran debate

También, la Inteligencia Artificial ayuda en el caso del análisis de imágenes y es que esta tecnología es capaz de leer mucho mejor que el ser humano una retinografía, un ecocardiograma, una tomografía computarizada o TAC, una resonancia o incluso una simple radiografía. Algunos médicos piensan ya incluso que, como lector de imágenes, la Inteligencia Artificial les está limitando mucho.

En la práctica clínica también ayuda mucho la Inteligencia Artificial y es que no solo analiza sino que, al recibir la información, actua. Este es un campo de mayor complejidad, así que puede que a los clínicos les preocupe ya no solo el diagnóstico sino también la actuación e incluso, en algunos casos, ya existen robots de apoyo que van por ese camino.

Lo que sí tienes que tener claro es que existen muchas formas de Inteligencia Artificial y algunas, como el caso de las redes neuronales, han sido motivo de gran debate y otras ya se han asumido como parte de la práctica clínica.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica