Después de una larga batalla, hace unos días inició el nuevo etiquetado de alimentos y bebidas en nuestro país. La medida propuesta por distintas organizaciones por fin fue aprobada por las autoridades y antes de que termine este 2020 será obligatoria para las empresas o de lo contrario habrá fuertes multas. Todo surgió como una manera de informar de manera clara a los usuarios y así ayudar a combatir epidemias cada vez más intensas como la obesidad.

Las frases de las nuevas etiquetas

Algunos productos ya han comenzado ha acatar la instrucción. Diversos alimentos y bebidas ahora lucen cuadros negros con letras blancas en las que se leen leyendas como: “alto en calorías”, “exceso en azúcares” y “no recomendable en niños”.

Por una parte, hay sectores de la sociedad que celebran la decisión y aseguran que servirá para combatir la obesidad y los distintos problemas de salud que implica. En la actualidad se estima que siete de cada 10 adultos mexicanos sufren de obesidad o sobrepeso. A la fecha México ocupa el segundo lugar mundial en este rubro, tan sólo por debajo de Estados Unidos.

Otro aspecto a considerar es que obesidad es considerada dentro de los principales factores de riesgo de la diabetes, cáncer y problemas cardiovasculares. Todos ellos aparecen dentro de las primeras causas de muerte en México.

México, líder mundial en obesidad infantil

Mientras que en los niños al menos cuatro de cada 10 presenta exceso de masa corporal. Por tal motivo hoy nuestro país ya ocupa el primer lugar a nivel mundial.

Inclusive se ha sugerido que la reciente aprobación del Congreso de Oaxaca sea replicada en todo el territorio nacional. Después de una discusión la entidad se convirtió en la primera en México en prohibir la venta a menores de edad de comida “chatarra” y refresco.

Resultados nulos en etiquetas de cigarros

Aunque por otra parte, también existen quienes consideran que de poco servirá el nuevo etiquetado de alimentos y medidas. Su pensamiento se basa en lo que ocurre con los empaques de cigarros. Pese a que lucen leyendas de advertencia y fotografías explícitas que muestran las consecuencias del tabaquismo, su consumo no ha disminuido en nuestro país.

De hecho, en años recientes inclusive ha incrementado el número de fumadores en México y la edad en la que se inician en el hábito cada vez es más joven.

Además se ha señalado que no es suficiente con el nuevo etiquetado sino que también se deben promover otras acciones como las actividades físicas.

Por todo lo anterior ahora lo más importante es conocer tu punto de vista médico. No está en discusión que México sufre de un severo problema de obesidad que cada vez es más alarmante. Pero lo importante es si realmente el nuevo etiquetado representa una solución real o no.

Como médico, ¿cuál es tu postura acerca del nuevo etiquetado de alimentos y bebidas?