Reino Unido: Primer país en autorizar el uso de la vacuna de Pfizer y BioNtech

65

El Reino Unido se convirtió en la primera nación occidental en otorgar una autorización de uso de emergencia para una vacuna Covid-19, lo que permite que una inyección desarrollada por Pfizer Inc. de EE. UU. Y BioNTech SE de Alemania, se distribuya en cantidades limitadas durante los próximos días.

La luz verde del Reino Unido el miércoles marca un cambio radical al rumbo de la pandemia. Luego de meses de intenso trabajo, donde los dos gigantes farmacéuticos occidentales, cada uno con su propia oportunidad prometían darle fin a la pesadilla del COVID-19.

Las vacunas suelen tardar años en comercializarse, pero los esfuerzos por frenar tantos decesos y contagios intensifican las investigaciones y las pruebas experimentales. Por otra parte, el comienzo de la aplicación de la vacuna marca un hito clave en los esfuerzos por traducir una nueva tecnología de vacunas prometedora en una inyección ampliamente disponible.

Esta vacuna de Pfizer fue desarrollada, probada, autorizada y ahora está lista para ser distribuida en medio de una pandemia que ha enfermado a decenas de millones de personas y ha matado a más de 1,4 millones en todo el mundo.

El surgimiento del Reino Unido como el primer país occidental en recibir una vacuna es el resultado del rápido trabajo de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del país. 

Gran Bretaña está saliendo de la Unión Europea, y la salida comenzará por completo el 1 de enero. Como miembro del bloque, la autorización de los nuevos medicamentos del Reino Unido fue supervisada en el pasado por la Agencia Europea de Medicamentos, el regulador de la UE.

Declaraciones alentadoras para el mundo

El secretario de Salud británico, Matt Hancock, dijo que el Reino Unido comenzará a recibir el primer envío de 800.000 dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech “en unos días” y que la gente comenzará a recibir las inyecciones tan pronto como llegue. Se requieren dos dosis con tres semanas de diferencia para la protección.

El Reino Unido espera recibir “millones de dosis” para fines de este año, dijo Hancock, y agregó que el número exacto dependerá de qué tan rápido se pueda fabricar y verificar su calidad.

“Las dosis que tenemos para el Reino Unido están siendo envasadas actualmente por nuestros colegas en las instalaciones de Pfizer en Bélgica, listas para su envío muy, muy rápidamente”, dijo el director comercial de BioNTech, Sean Marett el día de hoy.

Sin embargo, muchas complicaciones ya se ven en puerta. En primer lugar, la cantidad de dosis que se van adquirir. Por otra parte, se encuentra la organización para evitar la escasez a medida que aumenta la producción y por último si llegará a todos los habitantes del Reino Unido.

Con respecto a algunas de estas inquietudes, BioNTech, propietaria de la vacuna, ha firmado hasta ahora acuerdos para suministrar 570 millones de dosis en todo el mundo en 2021, con opciones para entregar 600 millones más, dijo Marett. Espera suministrar al menos 1.300 millones en 2021.

La empresa alemana se ha asociado con Pfizer para distribuir la vacuna en todo el mundo, excepto en China, donde la empresa local Fosun Pharma se encargará de la distribución.

Las cifras de BioNTech todavía representan sólo una fracción de lo que se necesitará a medida que los funcionarios de salud pública intenten vacunar a gran parte de la población mundial.

En Gran Bretaña, los funcionarios de salud pública planean ofrecer la vacuna primero a quienes corren mayor riesgo de morir a causa de la enfermedad y aquellos cuyos trabajos los ponen en riesgo de contraer el virus y contagiar a otros. El programa de vacunación se ampliará a otros a medida que haya suministros disponibles.