Muchos casos clínicos curiosos e interesantes tienen a la sangre como protagonista principal. Hace unas semanas, se reportó que un paciente italiano padecía de hemolacria. Así, sus lágrimas estaban compuestas de sangre. Por otro lado, hace ya más de un año, se compartió la historia de una mujer que, por su hematohidrosis, sudaba sangre. Hoy, la historia gira alrededor de un coágulo.

Este coágulo en particular era una reproducción casi perfecta del árbol bronquial derecho. El caso aparece publicado en el New England Journal of Medicine. El paciente responsable de esta hazaña, desafortunadamente, falleció poco después. De acuerdo con el reporte, era un joven de 36 años. El hombre fue tratado por especialistas de la Universidad de California en San Francisco.

Un coágulo poco inusual, pero no imposible

Gavitt Woodard y Georg Wieselthaler fueron los responsables de los cuidados del paciente. De acuerdo con los especialistas, el hombre fue admitido por una insuficiencia cardíaca crónica. Cuando fue internado, se le empezó a dar tratamiento para evitar la coagulación. Igualmente, se le colocó un dispositivo para bombear la sangre. Sin embargo, el coágulo pudo formarse.

El coágulo lo expulsó el paciente días después de ser internado. A pesar del tratamiento que se le proporcionó, constantemente tenía episodios de tos. Asimismo, no podía respirar fácilmente. Antes de expirar la reproducción de su bronquio derecho, expulsó otros coágulos. Sin embargo, ninguno de ellos (ni cualquier otro que hubieran visto antes los doctores, según la BBC) estaba tan intacto.

Cuando una persona expectora un coágulo siempre está partido en varios pedazos. Nunca se expulsa una reproducción completa del bronquio. Este es un caso extremadamente raro que teníamos que compartir con la comunidad médica […]. Este tipo de curiosidades debe llevar a la gente a pensar en su propio cuerpo. Porque sin salud, no hay nada.

Los especialistas afirman en el reporte que el paciente murió días después de expulsar el coágulo. La imagen es tan remarcable, que fue publicada en el Twitter oficial de la revista médica. En la fotografía se pueden apreciar varias estructuras del bronquio. Entre ellas, 3 ramas del segmento superior, 2 del medio y 5 del inferior.

Taboola