Residentes, internos y pasantes, los que más sufren de depresión en el IMSS

El IMSS cuenta con una red de investigación para detectar cualquier nivel de depresión dentro de su personal médico.

220

Al atender a más de 70 millones de derechohabientes, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es la mayor institución de su tipo en Latinoamérica. Por tal situación, el personal que ofrece atención médica también es uno de los que sufre mayor desgaste. Tan sólo se estima que a cada médico general le corresponden 135 pacientes.

Por su parte, desde el 2016 el IMSS cuenta con una Red de investigación en depresión, la cual se enfoca tanto en derechohabientes como en personal de salud y busca ofrecer una atención integral.

Médicos, ¿predispuestos a la depresión?

En el caso de los profesionales de la salud que trabajan en el instituto, quienes la padecen principalmente son residentes, internos y pasantes. Cada caso presenta distintos niveles de afectación, desde una forma leve hasta el desarrollo de cuadros severos.

De acuerdo con Ana Carolina Sepúlveda Vildósola, titular de la Unidad de Educación, Investigación y Políticas de Salud del IMSS, a través de 14 proyectos de investigación se profundiza en el conocimiento de los mecanismos biológicos que la originan, sus factores de riesgo psicosociales y las intervenciones terapéuticas.

Con esta Red de investigación en depresión podremos conocer cuáles son los factores que intervienen, cómo podemos prevenir que se presente en nuestros derechohabientes y alumnos, diagnosticar de manera temprana, conocer las intervenciones médicas y no médicas que podemos ofrecer como institución para mejorar la salud mental, a fin de evitar que esto se profundice y agrave

Respecto a los motivos que propician la depresión en profesionales de la salud, son varias las razones. En primera instancia, diariamente viven de cerca la incertidumbre y el proceso de enfermedad y muerte. Además se agregan factores como las jornadas laborales prolongadas, privación del sueño, exigencias académicas y laborales, distanciamiento con la familia y amigos y presiones económicas.

Por tal motivo, mediante la Red de investigación se busca detectar a tiempo la depresión entre los médicos y enfermeras. Cuando se detecta que la padecen, se les ofrecen distintas alternativas para cada caso.