Roche corrige a Yunes y se deslinda de quimioterapias falsas

460

Luego de que el actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, revelara que durante las dos administraciones anteriores se aplicaron supuestas quimioterapia falsas a pacientes pediátricos con cáncer, Roche de México negó vínculos con los involucrados e hizo precisiones al ejecutivo local.

A través de un comunicado la farmacéutica aclaró que el medicamento Avastin cuya sustancia activa es Bevacizumab, no es una quimioterapia para tratar cáncer infantil, sino un producto biológico conocido como anticuerpo monoclonal, el cual se aplica en régimen de quimioterapia combinada a pacientes mayores de 18 años en tratamiento de cáncer colorrectal metastásico, cervicouterino, cáncer epitelial de ovario, cáncer de mama triple negativo, cáncer renal avanzado, glioblastoma multiforme y cáncer de pulmón de células no pequeñas.

El laboratorio de origen suizo aseguró que su relación con el gobierno, autoridades regulatorias y profesionales de la salud es muy estrecha, incluso tratándose de la lucha en contra de la venta y distribución de medicamentos falsos.

Aclaró que en 2011 ya había hecho una advertencia sobre las muestras recibidas para analizar el producto adquirido por la Secretaría de Salud de Veracruz:

De acuerdo a una investigación realizada en mayo de 2011, la muestra recibida no correspondió a un producto original Roche. La muestra no contenía el principio activo y no cumplía con los estándares de calidad de los productos elaborados y comercializados por nuestra compañía.

La farmacéutica se mostró preocupada por la salud de los pacientes a quienes se les suministro el tratamiento, motivo por el que, dijo, siempre trabajan con productos desarrollados “con base en evidencia científica y con aprobación de las autoridades reguladoras correspondientes”.

Estas medicinas falsas se detectaron por primera vez en julio de 2010, tiempo en el que Fidel Herrera era gobernador de Veracruz, luego de que personal de salud observara partículas extrañas en el supuesto fármaco, de modo que se solicitó a Roche un estudio de las muestras.

En mayo del 2011, el laboratorio informó que los medicamentos eran apócrifos, sin embargo, el entonces gobernador Javier Duarte siguió comprando los productos a laboratorios Oncopharma, Berros Grupo Farmacéutico y Especialidades Médicas del Sureste, vinculados con el empresario Andrés Beceiro Delfín, familiar de diputado federal Jorge Carvallo Delfín.

La investigación lanzada por el actual gobierno veracruzano ha detectado al menos 109 millones de pesos facturados por Especialidades Médicas del Sureste entre los años 2007 y 2013.