Desde su llegada al poder, Andrés Manuel López Obrador ha expuesto que la salud es una de sus prioridades. Como muestra, hasta el momento ha realizado diversas propuestas para lograr que México cuente con un sistema sanitario “al estilo nórdico”. De igual forma, el Plan Nacional de Salud contempla la unificación de los servicios públicos.

Ambicioso programa

Es por lo anterior que el sector privado ha optado por emprender un camino similar. Debido al panorama que se vislumbra, lo ideal es la unión para lograr adaptarse a los cambios. Es así que se anunció la creación del Consejo Nacional de Empresas del Sector Salud (CNESS). Su objetivo será aglutinar a todas las empresas del sector privado de salud.

De esta forma, se contempla la participación de la mayoría de farmacéuticas que cuentan con actividad en México. También participará la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) y la Asociación Nacional de Fabricantes de Medicamentos (Anafam).

Por su parte, también formarán parte la Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos (AMID), el Consejo Mexicano de Empresas de Diagnóstico Médico (Comed) y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). Finalmente, también se aglutinará a los hospitales y laboratorios privados.

Es claro que se trata de un ambicioso programa. Lo que se busca es tener una representación integrada y un diálogo eficiente y efectivo con el sector público. De igual forma, será una forma de prepararse a los cambios que sufrirá el sector sanitario durante el sexenio.