Sedación paliativa reduce complicaciones en enfermedades graves

420

La sedación paliativa es una maniobra técnica que permite aliviar las molestias que se manifiestan durante el proceso de una enfermedad grave o terminal, como pueden ser disnea o incapacidad psicomotriz, informó el especialista en Dolor y Cuidados Paliativos del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, Salvador Zubirán.

Durante su participación en el foro Cuidados Paliativos, Vida con Calidad, explicó que este tipo de sedación permite la reducción deliberada del nivel de conciencia del enfermo a través de la administración de medicamentos apropiados, con el fin de evitar el sufrimiento intenso a causa de uno o más síntomas que no se pueden controlar de otra manera.

En tanto, la consejera de la Comisión Nacional de Bioética e investigadora del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Emma Verástegui, al participar en la mesa  Consideraciones éticas al final de la vida, mencionó que para que una persona pueda acceder a una sedación paliativa, debe ser evaluada por el equipo especializado en la materia.

Indicó que una vez que un paciente es candidato, el caso pasa al comité de ética de la institución médica correspondiente, además de contar con la aprobación de la familia.

Los expertos mencionaron que los cuidados paliativos se aplican a enfermos que cursan patologías terminales que se encuentran fuera del tratamiento médico, o muy graves con procedimientos que prolongan la vida.

Abundaron que el éxito de los cuidados paliativos se basa en la comunicación que debe existir entre el paciente, su familia y sus médicos en un ambiente de cordialidad, respeto y confianza, el estado de la enfermedad y los deseos principalmente del enfermo y, secundariamente, de sus familiares.

Imagen: IMSS