A pesar de que ya no existe, el Seguro Popular continúa siendo objeto de discusión en nuestro país. El programa social fundado en el 2003 tenía como objetivo ofrecer atención médica gratuita a las personas de escasos recursos. Aunque algunos aseguran que cumplía con su meta, también existieron detractores. Uno de los principales fue el presidente Andrés Manuel López Obrador quien en su momento dijo que “ni era seguro ni era popular”.

Por tal motivo, una de sus primeras acciones como mandatario fue concretar la disolución del Seguro Popular. Así, a partir del 1 de enero de 2020 fue reemplazado por el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi). A la fecha muchos todavía dudan si realmente se trató de un cambio de fondo o sólo de nombre.

Nueva crítica contra el Seguro Popular

Pero ahora, el titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell revivió el tema. A través de su conferencia vespertina declaró que durante los 15 años de existencia del Seguro Popular, nunca logró incrementar de manera significativa la cobertura de servicios de salud.

Y eso no fue todo porque también afirmó que el Seguro Popular fue una de las claves para el aumento y expansión de los consultorios anexos a farmacias. Ante la tardanza para recibir atención, gran parte de la población optó por los servicios de bajo costo.

No sólo en México sino en otros países quedó claro que no se logró un estímulo sustantivo a la calidad, tenemos enormes problemas en la calidad. Y tampoco se logró ampliar sustantivamente la cobertura y en cambio como no se invirtió en una velocidad creciente en el sector público, se empezaron a reducir las capacidades de atención del sector público

Como consecuencia, López-Gatell aseguró que ahora los consultorios económicos atienden el 25 por ciento de las consultas diarias por problemas básicos de salud.

“No se deben repetir errores del pasado”

Por lo tanto, recordó que no se deben repetir errores del pasado. Mencionó que para el Seguro Popular hubo un despilfarro de recursos a pesar de que nunca mostró beneficios notorios en materia de salud. Por eso ahora debe existir un mayor control para garantizar que las nuevas iniciativas, como el Insabi, realmente ofrezcan resultados y apoyen a la población.

Lo cierto es que a lo largo de los últimos años sí ha existido un incremento exponencial con respecto los consultorios anexos a farmacias. A la fecha ya existen más de 15 mil en todo el país y de de acuerdo con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ya ofrecen más consultas al día que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).