Todos pensamos que sería una temporada, un paréntesis nada más, vaciamos las escuelas, las oficinas, los cines, los estadios. Sin embargo, hoy por hoy, la vida cambió y ahora muchos apenas vemos la realidad con una pantalla de por medio. Todas esas sillas vacías -en los lugares públicos antes llenos- ahora se han vuelto una amenaza adicional para nuestro bienestar, justo en la silla que ocupamos diariamente en nuestros consultorios o lugares de teletrabajo.

Nos entretenemos, socializamos y trabajamos largas, largas jornadas en la misma posición. Aprendiendo en línea, comprando en línea, recursando la escuela con nuestros hijos y por supuesto dando tele consultas como nunca antes.

Llevamos el estilo de vida más sedentario posiblemente jamás experimentado por cualquier otra generación.

Como sabemos, nuestros cuerpos no están diseñados para esto. Un médico o ejecutivo suele estar sentado ocho horas, en la misma posición y en este formato de trabajo remoto incluso hasta más. Si tú eres uno de ellos y llevas más de 30 minutos en la silla: Actívate.

Sentarte todo el día equivale a invitar a la hipertensión, acelerar la diabetes, padecer hernias de disco, dolor de cadera, de cuello, degeneración muscular, coágulos en arterias, falta de oxigenación. La posición sobre nuestros glúteos le indica al los órganos corporales y celulares “disminuyan su metabolismo casi al máximo”. Estudios, decenas de ellos, advierten que es mucho más dañino de lo que imaginas, sin importar tu condición.

Por el contrario, indica a tus empleados, a tus pacientes y recuérdate a ti mismo: ¡Levántate, haz pausas activas, muévete todos los días y para tener una vida con mas energía, mas vitalidad, menos estrés! La activación física, un herramienta muy poderosa para preservar tu salud, prevenir enfermedades y evitar lesiones.

Haz lo más que puedas de pie ya que con ello encendemos la gran cantidad de músculos que se requieren para mantener el equilibrio corporal, desde los pies hasta el cuello. Por ello es buena idea en tu consultorio elevar el escritorio (sobre todo para las sesiones de teleconsulta) a una posición que te permita trabajar más minutos de pie, como si de la barra de un bar se tratara. Claro está, también puedes lavar las ventanas, tu coche, tu jardín, bailar, embellecer tu casa, o reparar y todavía mejor aun: mejora tu acondicionamiento físico en familia.

Sigue las rutinas que la reciente campaña de Mexicanos Activos te propone para los siguientes tres meses y haz un cambio. Estamos en una nueva realidad, frente a un viejo y agravado problema de sedentarismo, comparte el mensaje de la activación física.

Hari Camino es Director de Satya Social Purpose Communication Representante del Institute for Healthcare Advancement.