Patrocinado por RB MJN

 

 

 

 

 

Si vas a montar una clínica dental una de las cosas cruciales para su crecimiento es la ubicación de las mismas aunque otro aspecto indispensable es tener en cuenta la disposición del espacio, consiguiendo una clínica que resulta atractiva al cliente y que, a su vez, disponga la funcionalidad necesaria para desempeñar todo tipo de tratamientos de forma adecuada.

Según la el sitio web de DVD-Dental, algunas de las cosas que deberías saber sobre la distribución si vas a montar una clínica dental y quieres lograr el éxito, estos son los aspectos que debes tener en cuenta.

Ubicación

Como ya hemos indicado anteriormente, la ubicación es muy importante y es mejor colocarla en aquellas zonas con un amplio flujo de personas. La clínica debe disponer de fácil acceso y visibilidad para que así cualquier persona pueda llegar a ella fácilmente y opta también por zonas con poca competencia.

Lo que debes hacer es ubicar la clínica en un entorno cercano y accesible para los pacientes, en zonas donde se demande un servicio odontológico.

Área de recepción

Es la bienvenida al cliente y tiene una gran relevancia para generar una buena primera impresión. La recepción debe estar perfectamente organizada y, por supuesto, muy limpia. La decoración debe ser armónica y sencilla para ofrecer sensación de tranquilidad y el sistema de iluminación debe estar bien regulado, para permitir la lectura de documentos. La temperatura y ventilación, a su vez, deben ser las adecuadas.

Sala de espera

Sin duda alguna, es una zona que se debe cuidar hasta el más mínimo detalle ya que el objetivo es que los pacientes se sientan seguros y cómodos. Debe ser un espacio abierto para facilitar su control desde la zona de recepción.

La decoración, al igual que el resto de la clínica, debe seguir siendo sencilla y armoniosa, sin sobrecargarla mucho. Algunos elementos decorativos que puedes colocar son cuadros relajantes y alguna planta.

Gabinete

Será el área de trabajo del profesional y, por lo tanto, debe estar adecuado a sus gustos y necesidades y según el espacio con el que se cuente, la disposición será de una forma u otra.

Si cuentas con bastante espacio, podrás contar con unidades cerradas en las que el paciente gozará de intimidad y privacidad, aunque esto conllevará más inversión y tener que comprar un equipo por cada estancia. Si se construyen gabinetes abiertos o semiabiertos, la inversión disminuye ya que se contaría con zonas de dispensario y mobiliarios en común, compartiendo equipamientos aunque también es cierto que esto creará un ambiente más estresante para el paciente.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica