Sólo 2 de cada 10 mexicanos con hepatitis C están diagnosticados

La OMS busca reducir las nuevas infecciones por hepatitis C en un 90% y la mortalidad causada por este virus en un 65%, para el año 2030.

0
151

Actualmente, se estima que el uno por ciento de la población mundial está infectada con el virus de la hepatitis C. A su vez, en nuestro país se calcula que hay entre 400 y 600 mil mexicanos infectados, de las cuales sólo el 20 por ciento está diagnosticado.

El Dr. Enrique Wolpert, Coordinador de la Coalición para la Eliminación de la Hepatitis Viral en México, opina sobre el caso. Comenta que el gobierno de México se ha comprometido con las metas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de reducir las nuevas infecciones por hepatitis C en un 90 por ciento y la mortalidad causada por este virus en un 65 por ciento, para el año 2030. Estos objetivos han sido adoptados por todos los países miembros.

Estamos convencidos que México podría lograr la eliminación de la hepatitis C, como lo establece la meta de la OMS incluso antes de que termine este sexenio, sobre todo si las instituciones públicas de salud concentran sus esfuerzos en poblaciones de alto riesgo, como lo son las personas adictas a drogas ilícitas de aplicación intravenosa o nasal, personas co-infectadas con VIH y hepatitis C y personas privadas de la libertad.

Ante este panorama, la Coalición para la Eliminación de la Hepatitis Viral en México presentó el Programa para la Detección, Tratamiento Oportuno y Seguimiento de Pacientes con Hepatitis C, que se puede aplicar en todo el país y que consta de 10 acciones prioritarias enfocadas en la detección oportuna de la enfermedad, el acceso a los nuevos antivirales directos que ofrecen un porcentaje de curación cercano al 100 por ciento, la prevención y la promoción de salud a corto y mediano plazo.

Estrategia para eliminar la hepatitis C

En cuanto al primer nivel de atención, el especialista mencionó que la infección por virus de la hepatitis C es difícilmente detectable en su inicio. Por eso, en dicho programa se propone evitar las oportunidades perdidas en la consulta del primer nivel de atención y, en su lugar, buscar que en el proceso interrogatorio clínico, se indaguen sobre los factores de riesgo y en caso de que el médico tenga elementos que orienten a la posible infección por virus C, realizar la prueba de tamizaje y en los casos positivos, hacer la prueba confirmatoria que permita iniciar el tratamiento de inmediato como ocurre ya en muchos países.

Sobre las acciones de las Instituciones de salud, celebró los esfuerzos del IMSS pues dijo que ha demostrado que tiene como misión curar a sus derechohabientes diagnosticados con hepatitis C, ha simplificado su modelo de gestión y ya cuenta con los tratamientos pangenotípicos orales que permiten curar la hepatitis C en tan solo 8 a 12 semanas.

Taboola