Con el propósito de garantizar la continuidad de servicios esenciales durante la pandemia de Covid-19 y el acceso a servicios de calidad para embarazadas y neonatos, la Secretaría de Salud (SSa) emitió el Lineamiento para la prevención y mitigación de este nuevo virus en la atención del embarazo, parto, puerperio y de la persona recién nacida. La guía está dirigida a profesionales de la salud, gerentes de servicios de salud y público en general.

De acuerdo con las proyecciones del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR), de abril a junio se estiman cerca de 260 mil eventos obstétricos en el país, incluyendo cerca de 25 mil abortos, así como la demanda de un millón 150 mil consultas de control prenatal y casi 200 mil citas durante el puerperio.

Disposiciones para toda la comunidad médica

Por ello, se establecieron las medidas que deberán implementar unidades médicas y hospitalarias a lo largo del territorio nacional, para dar continuidad a la atención en materia de salud materna y perinatal a toda mujer embarazada que se encuentre asintomática, con sospecha o diagnóstico confirmado de Covid-19, incluyendo a quienes estén en aislamiento domiciliario.

Entre las disposiciones destacan el establecimiento de un plan estatal para garantizar la atención de la salud reproductiva, basado en un flujograma de atención obstétrica para evitar exponer a mujeres consideradas sanas y de bajo riesgo obstétrico y derivar a atención especializada a quienes tengan complicaciones respiratorias o confirmación de Covid-19. El lineamiento contempla recomendaciones para favorecer la alimentación exclusiva al seno materno durante los primeros seis meses y complementaria hasta los dos años de edad, así como las correspondientes para dar continuidad al tamizaje neonatal metabólico y auditivo.

El documento se encuentra disponible en el siguiente enlace. Recuerda que tú como profesional de la salud debes conocer las recomendaciones indicadas para pacientes embarazadas sobre los cuidados que deberán tener antes y después del parto para disminuir los riesgos ante el virus SARS- CoV-2 durante el traslado y su estancia en las unidades de salud, el seguimiento médico, así como las reglas de visita que deberán cumplir sus familiares, entre otros.