Suman 18 muertes por influenza durante la actual temporada invernal

El error más frecuente que cometen los mexicanos es automedicarse en lugar de acudir con un médico ante cualquier problema respiratorio.

409

De acuerdo con la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud (SSa), durante la actual temporada invernal han ocurrido 18 muertes por influenza en México. Aunque un aspecto a destacar es que en el 94 por ciento de los casos los pacientes no estaban vacunados. Con esto queda claro lo importante que resulta el invitar a las personas para que se mantengan protegidas.

Además de la falta de protección, los pacientes también tenían otros padecimientos: el 27.8 por ciento tenía hipertensión arterial; 27.8 por ciento diabetes mellitus; 27.8 por ciento obesidad; 22.2 por ciento inmunosupresión; 16.7 por ciento insuficiencia renal crónica, y 11.1 por ciento Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Con respecto a las cepas de influenza más frecuentes que provocaron los fallecimientos, el 61 por ciento fueron por AH1N1; 33 por ciento por AH3N2 y 6 por ciento por influenza tipo A.

El peligro de la automedicación

En ese sentido, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recalcó que el error más frecuente que cometen los mexicanos es automedicarse. Una falla de este tipo puede tener diversas consecuencias, por lo que debe evitarse a toda costa. Ante cualquier malestar respiratorio o en general de la salud, se debe acudir de inmediato con un médico para recibir una valoración.

De igual forma, el Seguro Social añadió que la aplicación de la vacuna contra la influenza es gratuita en todas sus unidades. Para este año se adquirieron 32 millones 400 mil dosis, cifra que debe ser suficiente para proteger a toda la población. Contrario a lo que algunos pacientes creen, la aplicación de la inmunización no produce enfermedad, y si después de la inyección se presenta gripe, puede ser porque el virus ya estaba en el cuerpo previamente, pero no se había manifestado porque estaba en periodo de incubación.

Por todo lo mencionado, recuerda invitar a tus pacientes para que se vacunen contra la influenza. Es la manera más rápida y sencilla de mantener al cuerpo protegido y evitar consecuencias mortales.