Suman 650 casos y 22 muertes por influenza en México durante el 2019

Los grupos más vulnerables ante la influenza son los niños menores de 9 años y los adultos mayores de 60 años.

207

Con el objetivo de reunir a especialistas en el tema, Laboratorios Liomont realizó su “Cuarto encuentro de expertos en Influenza”. El evento contó con más de 100 especialistas para hablar sobre las últimas actualizaciones del virus en esta temporada 2019-2020.

Grupos más vulnerables a la influenza

El Dr. Arturo Galindo Frada, subdirector de epidemiología hospitalaria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, presentó los datos de esta temporada de influenza de acuerdo con el “Informe Semanal de la Temporada de Influenza Estacional 2019-2020” de la Dirección General de Epidemiología. En él se menciona que al corte de la semana 50 del 2019 (13 de diciembre de 2019) se han confirmado 650 casos de influenza y 22 defunciones, siendo los niños de 1 a 9 años y los adultos mayores de 60 los grupos de edad con mayor número de casos positivos.

En tan sólo un par de meses tenemos ya 650 casos de influenza confirmados, por lo que es primordial para nosotros como médicos continuar con nuestra labor de prevención y sobre todo, administrar el tratamiento de forma inmediata cuando existe sospecha de contagio. De las personas que fallecieron en México a causa de influenza durante la temporada 2018-2019, el 97 por ciento no estaban vacunados, el 48 por ciento recibió de forma tardía el tratamiento antiviral específico y el 33 por ciento llegó tarde a atención médica.

En ese sentido, las entidades con mayor número de casos confirmados de influenza son: Yucatán, Quintana Roo, Chiapas, Ciudad de México y Puebla. En conjunto suman el 51.1 por ciento del total de contagios confirmados.

Por su parte, el Dr. Luis Xochihua Díaz, presidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica, habló sobre uno de los grupos más vulnerable para influenza: los niños. Expuso la importancia de que los padres consulten inmediatamente al médico si existe sospecha de contagio, y resaltó que ya existe el tratamiento en suspensión, que ayuda a los médicos a dosificar el medicamento de manera adecuada y facilita a los padres la administración del mismo sin la necesidad de disolver cápsulas.