Aunque este 2020 ha sido uno de los años más complicados de la era reciente, por fin ha llegado a su final. Hoy se termina y eso implica poder descansar, permanecer en casa y estar en compañía de la familia. Al menos eso es lo que ocurre en otras profesiones pero no necesariamente en los médicos, enfermeros y todos los que laboran en el campo de la salud. Por la actividad que desempeñan no todos cuentan con la posibilidad de ausentarse de sus espacios de trabajo.

Sacrificar la vida personal por el campo profesional

En el caso de la Medicina, desde el momento en el que decidiste que era lo que querías estudiar tuviste claro que es una profesión distinta a las demás. Aunque ofrece muchas satisfacciones a diario también implica el sacrificio constante. Además de todos los años de estudio, en el campo profesional no siempre se cuenta con un horario fijo de trabajo. Otro punto a considerar es que mientras la mayoría de la población puede descansar, el médico siempre debe mantenerse alerta.

Es por todo lo anterior que el fin e inicio de año puede no resultar una época de tranquilidad para todos los profesionales de la salud. El ejemplo más claro es el área de Urgencia de los hospitales, en donde el personal no puede descansar y debe realizar guardias inclusive en fechas como navidad y otras celebraciones importantes.

El año más difícil para los médicos

Lo anterior ha ocurrido siempre pero en este 2020 se añade un inconveniente más por la pandemia que se vive. Ahora con mayor motivo se requiere de personal que permanezca en los nosocomios porque no se pueden quedar vacíos. En el caso particular de México, se vive el momento más intenso del repunte y eso significa que es necesario contar con la mayor cantidad posible de profesionales de la salud en guardia.

Por si eso no fuera suficiente, en fin de año es cuando se ocurre un aumento en el número de accidentes de tránsito y al interior de los hogares. Ya sea por el abuso del alcohol o simplemente por distracciones, son numerosos los incidentes que se registran en las vialidades y requieren atención médica.

Por su parte, dentro de las casas también hay un incremento de accidentes que podrían prevenirse si existiera mayor cuidado de las personas.

Todo esto provoca que los médicos deban realizar enormes sacrificios por el amor que le tienen a la profesión. Alejarse de sus familias en fechas especiales para permanecer dentro de los hospitales es uno de ellos. Esto muestra la importancia que desempeñan los profesionales de la salud en cualquier sociedad y por eso son invaluables.