Trastorno Obsesivo Compulsivo: Más común de lo que piensas

243

Hacer ciertas cosas de manera repetitiva buscando que se libere la ansiedad, es un acto más común de lo que parece. De ahí, que el trastorno obsesivo compulsivo o TOC, se presente como una respuesta a un suceso traumático, un deseo reprimido o miedo. Y aunque, los expertos no conocen a ciencia cierta las causas y siguen explorando respuestas, la herencia puede ser responsable de su origen.

Sin embargo, también se han hecho algunas otras presunciones, que apuntan a que el bloqueo del flujo de serotonina en el cerebro hace que el individuo repita una acción para estimular este neurotransmisor y sentirse seguro. Es así, como los llamados tics nerviosos; que se hacen con los ojos o las manos, al igual que la compulsión por tener todo en perfecto orden; se catalogue como un problema de conducta que requiere ser atendido desde la parte médica y psicológica.1

El trastorno obsesivo compulsivo puede complicarse

Especialmente, porque la obsesión y la compulsión pueden presentarse en forma individual o conjunta. Convirtiéndose en un impedimento para interactuar con más personas o permanecer en algún tipo de ambiente. Lo que hace, que las actividades propias de la cotidianidad como estudiar, trabajar, hacer compras, desplazarse en diferentes medios de trasporte o asistir a una cita médica, parezca un verdadero lio para el paciente.1

Ya que, el trastorno obsesivo compulsivo, genera patrones de pensamiento negativos, perturbación y manifestaciones fuera de lo normal, que no se pueden controlar y, además, limitan. Mas aun, cuando la biología, la genética o el aprendizaje, puede ser el activador progresivo de esta patología. A la vez, que la historia familiar, las vivencias cargadas de estrés y algunos trastornos mentales, se encuentran en la lista de factores de riesgo.2

De esta manera, vemos en un ejemplo que una persona establece una temática de miedo a contagiarse de virus y bacterias que se encuentran en el ambiente. Es así, como crea un ritual de limpieza que lo lleva a desinfectar cada uno de los objetos que toca en forma rigurosa y si no consigue hacerlo se lava incisivamente, pensando que se ha infectado. Sobre todo, porque siente que la repetición es necesaria para su seguridad y estabilidad.

Asimismo, la duda, la incertidumbre, la necesidad, la agresión, el estrés y la inseguridad, toman forma en el individuo que sufre el trastorno obsesivo compulsivo. Generando una opresión que se denota con un movimiento involuntario de alguna parte del cuerpo. Pero también, se manifiesta al decir palabras obscenas sin intención, aumentar la limpieza, extremar el orden o aislarse socialmente. Todo esto, con el fin de crear una calma transitoria difícil de lograr.2

¿Puede tratarse?

Infortunadamente, el tratamiento para el trastorno obsesivo compulsivo busca solo mantener en control la sintomatología. Ya que, los procesos de curación aún son incipientes y deben ser valorados de una manera individualizada de acuerdo a la gravedad, los antecedentes particulares y los factores de riesgo.3

De ahí, que sea necesario inicialmente realizar una evaluación psicológica y un examen físico, para determinar si cumple con los criterios de diagnóstico de enfermedad mental. De tal suerte, que se proponga el uso de medicamentos o psicoterapia. A la vez, que se tenga la opción de adoptar la estimulación cerebral profunda o la estimulación magnética transcraneal, de acuerdo a cada caso. Buscando, en todo momento mejorar las condiciones del paciente y ayudar a su desarrollo personal.3

Referencias:

  1. Aspectos clínicos del trastorno obsesivo compulsivo y trastornos relacionados. Rev. Neuropsiquiatr.  [Internet]. 2017 ene [citado 2021 ago.  26]; 80(1): 35-41. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-85972017000100006&lng=es

.

2.Marcela Salcedo, Rafael Vásquez, Manuel Calvo G. Trastorno obsesivo compulsivo en niños y adolescentes. Rev. Colomb. Psiquiat. [internet] 2011 [ consultado 26 ago. 2021]: 40(1): 131-144. Disponible en:

http://www.scielo.org.co/pdf/rcp/v40n1/v40n1a11.pdf.

  1. José M. Menchón, Julio Bobes, Jerónimo Saiz-Ruiz. Trastorno obsesivo-compulsivo. Rev. Psiqui. Salud mental. [internet] 2016 [consultado 26 ago. 2021];9(3): 131-133. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-revista-psiquiatria-salud-mental-286-articulo-trastorno-obsesivo-compulsivo-utilidad-una-guia-S1888989116300234.