Un sitio web es parte fundamental de una estrategia de mercadotecnia digital. Pero las estrategias más eficaces y el diseño ideal tienden a cambiar rápidamente con el tiempo. Si no actualizas regularmente tu página médica, puede que ya no tenga la misma potencia que hace unos años. A continuación te presentamos 5 elementos que deberías tener en cuenta para este 2019:

1Deja de utilizar sliders en tu sitio web

Estos elementos se volvieron muy populares en el mundo digital hace unos años. Estos menús permitían agrupar múltiples contenidos en un solo lugar prioritario. Pero a pesar de ser elementos “bonitos”, no contribuyen mucho a la experiencia del usuario. No solo no se traducen bien a entornos móviles. Tampoco son la mejor manera de presentar qué hace único a tu negocio médico.

2Enfócate en ofrecer soluciones

Cuando los pacientes llegan a un sitio web, realmente no buscan comprar productos o servicios. De hecho, quieren encontrar respuestas a los problemas que tienen. Asegúrate que cuando las personas caigan en tu página sepan inmediatamente que tú resolverás sus retos. Lo importante no es lo que haces. Es cómo tu habilidad médica podrá impactar positivamente en su vida.

3No le temas a los espacios en blanco

Por muchos años, los diseñadores digitales parecían tener miedo por dejar huecos vacíos en un sitio web. Esta tendencia llevó a crear páginas sobresaturadas de elementos. Ahora, debes asegurarte que los pacientes naveguen fácilmente por el camino que definiste de antemano. ¿La mejor forma de lograrlo? Elimina cualquier distracción que pueda afectar su experiencia.

4Evita sobresaturar tu sitio web de opciones

Puede que tu servicio médico provea múltiples procedimientos y tratamientos. Sin embargo, tratar de abarcar demasiado puede confundir a los pacientes. Procura que tu sitio web se enfoque en un grupo limitado de servicios estrella. El resto puede ocupar menús complementarios, en otros espacios de la página. No todo lo que ofrece tu negocio médico puede tener prioridad.

5Coloca varios Call-To-Action a lo largo de la página

Los CTA son fundamentales para atraer pacientes. Evidentemente tu sitio web debería tener, cuando menos, uno. Sin embargo, las probabilidades de convertir un usuario en un cliente aumentan con su número. Recuerda que estos elementos deben colocarse estratégicamente. Cada uno debería servir para algo distinto. Por ejemplo, consultar precios de los servicios o reservar una consulta. Procura que prometan un valor añadido tangible al individuo.