Un cliente satisfecho, la mejor publicidad

378

Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

Como primera medida se necesita conseguir que el cliente esté satisfecho plenamente. Esto exige que debes conocer el porcentaje de pacientes recomendados que llegan a diario a consulta. Debes considerar que si el consultorio es nuevo el porcentaje podrá estar por debajo de un 70%, pero el porcentaje se irá incrementando progresivamente, conforme tus primeros pacientes comiencen a recomendarte.

Quizás la fórmula más eficaz para atraer pacientes es no hablar de ti mismo. Es deber como profesional, garantizar un servicio de excelente calidad y con atención de primera. Los pacientes llegan a la consulta por recomendación de un tercero que quedó satisfecho con el servicio que le brindaste. 

La gran mayoría de las personas confían en las referencias de otras personas que ya han pasado por dichas vivencias, y que serán estos mismos los que aconsejarán de manera permanente y sin dudar los servicios prestados por el profesional de salud, sobre todo a la hora de atender sus afectaciones. Una larga lista de pacientes satisfechos es capaz de generar cientos de nuevos pacientes. Vigilando atender a las dudas e inquietudes de forma oportuna.[1]

Tener en cuenta que una de las razones para que un paciente no reserve cita en un consultorio, obedecerá a la falta de confianza generada por críticas negativas; esto se sortea manteniendo conversaciones claras y sinceras. Además, de demostrar que puedes cumplir con tus servicios, con respeto y seriedad además de poseer experiencia profesional.

Otra consideración para un paciente satisfecho es que debes realizar permanentemente, un seguimiento exhaustivo de tu reputación digital y también de forma real demostrando ser un profesional ético y de buenos valores.

Diseñar estratégicamente promociones especiales para tus pacientes, eso hará que se sientan mejor atendidos y aumentará exponencialmente las posibilidades de incrementar clientes potenciales. Informa las ventajas de asistir a la consulta, los nuevos servicios que incorporas, y las charlas divulgativas que organizas.

El consultorio debe ser acogedor, cómodo, estético en lo posible reflejar exclusividad; de tal manera que el espacio permita que ellos hablen de manera sincera y espontánea, en un espacio privado. Esto dará lugar a la prestación de servicios personalizados, conversar activamente con ellos, sobre todo en cuanto a opciones de tratamientos disponibles según su caso. Conoce exactamente las necesidades de cada paciente. Anticiparte a cada una de ellas y adaptarte al 100% va a demostrarle que te interesa su estado de salud general y que, por supuesto, estás dispuesto a procurar la mejor atención posible, muestra que te importa como persona y no como un “cliente”.

Construir una reputación muy sólida. La comunicación que utiliza tu equipo de trabajo, junto con sus aptitudes y actitudes, deben estar orientadas a generar empatía y confianza en los pacientes, una sonrisa sincera siempre será un buen método para tratar con pacientes enfermos y nerviosos.

Colombia es un país que exige ciertas normas a la hora de emprender en salud. Estas normas son reguladas por las secretarías de salud de cada municipio, distrito o departamento, depende del campo de acción.  Para poder montar un consultorio médico debes saber que existen unas regulaciones mínimas. Puedes consultar la normativa vigente para un consultorio médico en www.medicosgeneralescolombianos.com.

[1] (Megias, s.f.)

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica