UNAM desarrolla exoesqueleto de bajo costo para rehabilitación de muñeca

516

Investigadores del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (Ccadet) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollan un exoesqueleto robótico para apoyar a personas que perdieron la movilidad de sus muñecas como consecuencia de embolia, accidente laboral o deportivo.

Desde hace dos años los académicos Miguel Ángel Padilla Castañeda y Juan Salvador Pérez Lomelí se han dedicado a diseñar y construir un prototipo capaz de producir tres movimientos básicos: pronación-supinación, aducción-abducción y flexión-extensión. Con ello, se espera que los pacientes tengan rehabilitación ortopédica y ensayen la relación entre función mecánica de la muñeca y orden neuromotora.

El dispositivo que mide 25 centímetros de largo y tiene un diámetro interior de 14 centímetros y otro exterior de 20, está formado por una base fija y tres aros para cada uno de los movimientos. Fue construido con plástico PLA para las pruebas iniciales, pero el prototipo con la parte mecánica será de acero fundido y estará listo en julio de este 2016.

Enseguida, los investigadores comenzarán la inclusión de cuatro motores de precisión suizos, de ocho a 10 sensores de movimiento, angulación y visuales, un monitor, así como un software desarrollado por Padilla Castañeda, a fin de que en 2017 el exoesqueleto robótico se pruebe en pacientes del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, nosocomio donde el Ccadet tiene la Unidad de Investigación y Desarrollo Tecnológico.

En Estados Unidos y países desarrollados de Europa existen prototipos más sofisticados, pero son costosos e inaccesibles para la mayoría de los mexicanos. En cambio, el exoesqueleto robótico para rehabilitación de muñeca de la UNAM busca convertirse en desarrollo patentado de bajo costo para que puedan adquirirlo hospitales especializados.

Mientras trabajan en este proyecto, los investigadores ya piensan en la creación de una versión portátil construida con materiales termoplásticos resistentes, la cual podría fabricarse mediante manufactura rápida por impresión 3D, a fin de que algunos pacientes puedan llevarlo a sus hogares.