Unión Europea invierte millones de euros en exoesqueleto

225

Un grupo internacional de científicos (de instancias públicas y privadas), con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) español, se encuentra trabajando en el desarrollo de XoSoft, un exoesqueleto ligero y flexible para las piernas, con el cual se busca ayudar a personas con movilidad reducida y que podrá usarse bajo la ropa.

Esta tecnología pretende ser una alternativa superior a los dispositivos actualmente disponibles en el mercado, los cuales suelen ser aparatosos, rígidos y, por tanto, ofrecen movilidad limitada al usuario, además, llegan a olvidarse de estimular las piernas para evitar atrofias.

El proyecto XoSoft se enmarca en el programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea y cuenta con la colaboración de cinco grupos de investigación en robótica, bioingeniería, inteligencia ambiental y diseño de nueve organizaciones, entre ellas clínicas y empresas de siete países.

El investigador Eduardo Rocón, del Centro de Automática y Robótica de Madrid, ha explicado que se integrarán sensores que “transmitirán el movimiento y la intención del usuario a la unidad de control, que así determinará y proporcionará, mediante actuadores flexibles integrados en el textil, el nivel apropiado de ayuda: dependiendo de las necesidades del usuario en un momento dado, el dispositivo proporcionará apoyo, relajación o libertad de movimientos”.

La Unión Europea y Suiza han destinado 5.4 millones de euros al financiamiento de este proyecto que beneficiará particularmente a adultos mayores con problemas de movilidad. Los trabajos iniciaron en febrero de este 2016 y se espera que el prototipo esté listo en 2019.

El exoesqueleto estará compuesto por sensores integrados en textiles avanzados y materiales inteligentes para crear articulaciones sensibles y con rigidez variable.

Imagen:  CSIC