A poco más de un año de la detección de los primeros casos de Covid-19 la situación en el mundo se mantiene delicada. Las cifras de la Universidad John Hopkins señalan que hoy se alcanzó la cifra de dos millones de fallecimientos, mientras que suman poco más de 93 millones de casos registrados. Se considera que la temporada navideña y las reuniones familiares propiciaron el panorama que hoy prevalece.

Por su parte, también se encuentra el punto opuesto representado por la vacuna contra la Covid-19. Se le ha catalogado como uno de los mayores logros de la ciencia por todo lo que implica. Además también marcó un precedente por haber sido conseguido en el tiempo récord de un año.

Cada vez son más los países que han comenzado con las campañas masivas de aplicación de la inmunización. En la mayoría de los casos se ha seguido el mismo proceso. Se le ha dado prioridad a los profesionales de la salud y los adultos mayores porque son quienes enfrentan un mayor riesgo. En el caso de los primeros es por su trabajo que se encuentran expuestos al virus en todo momento, mientras que los segundos tienen una probabilidad más grande a sufrir consecuencias mortales.

Casos mortales asociados a la vacuna

Pero ahora existe una fuerte preocupación mundial debido a varios incidentes que han sido asociados con la inmunización contra esta nueva enfermedad. Todo tiene su origen en Noruega donde se han aplicado más de 20 mil dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna que son las únicas autorizadas.

De acuerdo con la Agencia Noruega de Medicamentos (NOMA), hasta el momento se tiene el registro de 23 personas que fallecieron poco después de recibir la inoculación. Lo que tienen en común todas las víctimas mortales es que tenían más de 80 años.

Con base en lo publicado por The BMJ, lo que se investiga es si realmente todos los eventos fueron provocados por la vacuna o si se trata de una casualidad. De igual forma, también se menciona que algunos de los efectos que provocan ambas vacunas como fiebre, náuseas y diarrea pueden ser tolerables en adultos pero no en personas de edad demasiado avanzada.

¿Vacuna sería contraproducente en adultos mayores?

A su vez, también se ha planteado que podría no ser el único país con un problema de este tipo. El día de hoy también se dio a conocer que el Instituto Paul Ehrlic investiga la muerte de 10 personas que fallecieron poco después de recibir la vacuna en Alemania. Aunque todavía no se ha llegado a una conclusión, se ha mencionado que podría no existir una relación directa con la aplicación de la inmunización. En este caso también se trata de adultos mayores y en realidad los decesos habrían sido causados por otras enfermedades propias de su edad avanzada.

Por lo pronto, en el caso de México no se han reportado incidentes de este tipo por el hecho de que la vacuna todavía no ha sido aplicada en personas de edad avanzada. De momento la prioridad son los trabajadores de la salud que atienden a pacientes infectados. Se tiene previsto que a partir de febrero sean inmunizados los mayores de 80 años y después se continuará con el resto de la población.